AÑO 11 VOLUMEN 3805

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

El gabinete de “hampones” [desvergonzados]

J.M Pasado

* El gabinete de “hampones” [desvergonzados]

* Recortes suicidas contra el rival

La semana anterior Miguel Ángel Yunes describió a los del gabinete duartista de una manera peculiar: “La gran oportunidad que tienen los veracruzanos, en 100 días, es sacar a toda esta bola de hampones de Veracruz... La realidad del estado es muy dura: llegaron hace 12 años no gente a gobernar sino a saquear las arcas”.

Más allá de la intencionalidad electoral de las declaraciones de Yunes, lo que brinca es que así como él, en el colectivo público hay repudio cuando se habla de quienes han amasado fortunas en pocos años cubiertos con el manto de la impunidad.

El más claro ejemplo es Édgar Spinoso Carrera, exoficial Mayor de la SEV, actual diputado federal. Es propietario, por decir lo menos, de jet y helicóptero. Incalculable su fortuna. Sus traslados son aéreos y privados desde la Ciudad de México hasta Veracruz, y viceversa.

Así como él, otros integrantes del primer círculo de Javier Duarte se pasean por Veracruz, desvergonzados, pero con marcado rechazo ciudadano, aunque está claro que eso los tiene sin cuidado.

Como Carlos Aguirre Morales, exsubsecretario de Egresos de la Sefiplan, hace lo mismo sin pasar desapercibido. Para no exponerse al foco social, únicamente sale de noche. Sin vergüenza degusta vinos con amigos y familiares.

Lo mismo Gabriel Deantes, secretario del Trabajo, Previsión Social y Productividad, quien para medirle el pulso a la repulsión que carga consigo se da paseos y largas comilonas en plaza Monte Magno, aquí en Xalapa.

Ricardo García Guzmán, contralor del estado –unas horas después del zipizape del auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal—, comía en el restaurante FisherS de Boca del Río y tampoco se recoge la impresión de ser bien visto cuando en sitios públicos se mueve.

En ese mismo lugar del estero no hay fin de semana que Harry Grappa, secretario de Turismo, no acumule horas en comilonas y sobremesas, como si en materia turística todo marchara sin dificultades. Pocos se atreven a extenderle siquiera la mano.

Muchos de los Duarte han tenido que abandonar la vida social por la sensibilidad que les causa que los señalen de ladrones, de saqueadores.

En el colectivo veracruzano, estos servidores públicos, al igual que otros tantos más, no son bien considerados. Lo menos que se escucha de la gente medianamente informada en lugares públicos son coincidencias en el calificativo que les ha impuesto el precandidato del PAN-PRD a la Gubernatura: son unos “hampones” que deberían regresar lo robado, aunque con claridad está que no lo van a hacer.

RECORTES SUICIDAS

Cuando era secretario de Hacienda y aspirante presidencial, en una lista mañosamente alargada para taparlo bien, José López Portillo confió a reducido grupo de periodistas que su opinión era que un encargado de las finanzas nacionales, como era su caso, no debería aspirar a ser presidente. “Claro, después de ésta”, matizó de inmediato para no autodescalificarse.

De eso hace ya 41 años. Hoy vemos cuánta razón tenía. Luis Videgaray Caso, desde Hacienda, actúa desaforadamente para poner piedritas en el camino a quien ve como su principal rival, el presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera y evitar que entregue buenas cuentas electorales dentro de cuatro meses, sin advertir que hundir al PRI es hundir al gobierno de Enrique Peña Nieto y poner la cabeza bajo la guillotina.

No de otro modo se entiende el salvaje recorte al gasto público donde más duele políticamente -empleo, producción, ingreso- y no donde sería aplaudido: el nuevo aeropuerto, el tren México-Toluca, el Congreso, el INE y los partidos.

Las medidas eran urgentes y pudieron haberse hecho hace un año, no dejarlas para ahora que afectarán electoralmente en entidades claves, como Veracruz, Puebla, Oaxaca, Sinaloa y Tamaulipas.

Videgaray no sirve al presidente: se está sirviendo a sí mismo. No se vale. La presión del nuevo orden internacional y de las demandas internas hicieron inevitable la liquidación del anciano presidencialismo, aceptada por las élites del poder debilitadas hace 30 años por la inefectividad gubernamental de hacer convivir la prosperidad interna con las necesidades de la globalización. 

Pero la democracia ha quedado limitada a lo electoral, sometida a los dictados de la videocracia que fortaleció los derechos económicos individuales, lejos de toda interferencia gubernamental.

La situación favorece a Videgaray. Aguas con él.

NO MARCHEN

Miguel Ángel Yunes Linares sería muy buen gobernador… los primeros 20 años: dos de él y seis de cada uno de sus dos hijos dedicados a la política, Miguel Ángel y Fernando Yunes Márquez. Lamentablemente, cada vez se está pareciendo más a Andrés Manuel López Obrador en su delirio de que todos los demás son malos, menos él y que el PRI está podrido, al mismo tiempo que pepenan todo el tiempo lo que pueden de él y a quienes milagrosamente santifican: Erick Lagos, del equipo del gobernador Duarte y Roberto Delfín López, exsecretario del gobernador Miguel Alemán Velazco y ahora notario…Ya todo mundo le bajó de huevos a su batido, hasta el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia Alberto Sosa Hernández. Como decimos en el rancho, reculó de la demanda por adeudos de Finanzas al Poder Judicial… Manlio ya puso pausa en las exigencias de rendimiento de cuentas y el candidato Héctor Yunes Landa, del PRI, reenfoca sus baterías contra su adversario antes rojo y ahora amarillo-azul. Hay que aprovechar la oportunidad…

Queda pendiente lo de la Universidad Veracruzana, demanda que ya está en las calles, avance que hay que ver con preocupación si el gobernador Javier Duarte no cumple pronto con lo que prometió al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: arreglar las finanzas y ganar las elecciones. O consulado en Puerto Príncipe, Haití.... O ...¡Gulp! Se me acabaron las opciones…Bien terminó la semana para el precandidato del Partido Revolucionario Institucional al gobierno del estado, Héctor Yunes Landa, quien se posiciona como el firme puntero en el presente proceso electoral, de acuerdo con la más reciente encuesta de la Secretaría de Gobernación. A los 32.33 puntos porcentuales del senador con licencia, que le ubican con más de seis puntos de ventaja sobre el Partido Acción Nacional, se suma el avance que, sin lugar a dudas, registrará el aspirante priista en las próximas semanas, debido a que ha mantenido un discurso congruente, crítico y al mismo tiempo propositivo en el tema del manejo de los recursos públicos.

Por otro lado, Héctor Yunes ha sabido capitalizar el tema de la inseguridad que afecta a todas las regiones y estratos sociales de la entidad; este domingo, por ejemplo, rememoró que como legislador propuso penas más severas para secuestradores, 140 años, prácticamente cadena perpetua, lo que fue rechazado en su momento por el PRD, recordó, que hoy mantiene una alianza contra natura con Acción Nacional.

El priista ha registrado tal aceptación entre los veracruzanos, que a estas alturas –dicen los analistas políticos–, es más probable que Morena rebase al PAN, para quedar en segundo lugar, que el PRI pierda terreno y deje la punta. Nos vemos mañana.


 


Página Principal

Artículos Anteriores