AÑO 11 VOLUMEN 4015

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

Darle la vuelta a la página

J.M Pasado

Sin duda es inédito lo que ocurre en Veracruz, donde un puñado de irresponsables servidores públicos encabezados por Duarte, se sirvieron con la cuchara grande y quienes pagan los platos rotos son los gobernados. A ellos, a la familia de Duarte y de Karime; a los Benítez, a los Bermúdez, a los Abdalá, a los Spinoso, a todos ellos hay que quitarles lo que se robaron
Tal parece que la mano que mece la cuna del deteriorado Veracruz, pretende llevarlo al caos de la ingobernabilidad y el estallido social porque no se ve para cuando pueda haber una solución al conflicto generado por un irresponsable gobernador llamado Javier Duarte de Ochoa, quien tendrá que pagar por sus fechorías al igual que su camarilla en la que se incluye a su esposa Karime Macías de Duarte.

Ya lo había dicho que la “toma” de Palacio de Gobierno, a manos de perredistas y panistas, no era otra cosa que el destape del alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, para el 2018, y el temor del gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares, que no lo dejen asumir el cargo el 1 de diciembre, pues corre el rumor de que los 400 Pueblos, le van a armar su fiesta. Ya sea lo uno o ya sea lo otro, a todas luces se observa el montaje de otro show político mediático en el que por cierto, Chiquiyunes, ya se le fue a la yugular al primo político, el senador Pepe Yunes Zorrilla.

Cierto, tanto los alcaldes del bloque PAN-PRD como los del PRI, se han convertido en feroces cobradores de lo que por derecho les corresponde, pero debe caber la civilidad política, la madurez y el diálogo para no atizarle más leña a la hoguera que pueda desencadenar en un caos social, que tal parece es lo que pretende el grupo de Chiquiyunes y su hermano, el senador Fernando Yunes Márquez.

Ya lo dijo el senador priista Pepe Yunes Zorrilla, que la Federación no puede volver a enviar los recursos que ya fueron asignados para los municipios, simplemente porque estaría también incurriendo en responsabilidades. Y explicó que el hecho de que el secretario de Finanzas, Antonio Gómez Pelegrín, reconozca que el recurso de las participaciones federales que por ley debería haber llegado a los municipios fue utilizado en otras cuestiones, puede configurar responsabilidades que tendrá que acatar y aclarar ante las autoridades correspondientes.

Es decir, para nadie es un secreto que esos dineros fueron utilizados para el pago de nómina del magisterio veracruzano y la burocracia, porque al estado lo dejó Javier Duarte, totalmente quebrado, en la ruina financiera y al borde del estallido social, mientras él y su camarilla goza de cabales finanzas hasta para dos o tres generaciones de sus respectivas familias.

El gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado, sabedor de que no había las condiciones en Palacio de Gobierno para dialogar con el grupo de alcaldes panistas y perredistas, informó al dirigente estatal del PRD, Rogelio Franco, que no asistiría y sí lo hizo con los 95 alcalde del PRI, encabezados por Américo Zúñiga Martínez, en Casa Veracruz, para tratar el tema de los pagos de las participaciones federales. 

Acordaron que habrá un pago próximo para el 3 de noviembre para los municipios con recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social y Municipal (FISM) y del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (FORTAMUN). El doctor Flavino Ríos, se comprometió con los munícipes de que en caso de que exista un rescate u apoyo de la Federación, los alcaldes estarían considerados, aunque se contrapone con lo declarado
por el senador Pepe Yunes.

Sin duda es inédito lo que ocurre en Veracruz, donde un puñado de irresponsables servidores públicos encabezados por Duarte, se sirvieron con la cuchara grande y quienes pagan los platos rotos son los gobernados. A ellos, a la familia de Duarte y de Karime; a los Benítez, a los Bermúdez, a los Abdalá, a los Spinoso, a todos ellos hay que quitarles lo que se robaron.

Por cierto que el problema no se soluciona con enviar directamente los recursos a los municipios, ya en el pasado, en el sexenio de Vicente Fox, se hizo, nada más para crear muchos Duartitos, que se despacharon con el cajón abierto.

Proponer darle vuelta a la página, es lo más conveniente, pero como en película de la Ley de Herodes, la gente está encabronada y con sed de venganza y con la toma de Palacio de Gobierno, se azuza más a la gente a que tome la justicia por propia mano.

NO MARCHEN 

Ven la tempestad y no se hincan.- Ayer por la mañana, en La Estancia de Araucarias, donde por cierto, cada platillo vale cinco salarios mínimos, con chofer y escoltas, a las grandes risas, desayunaba la esposa de uno de los servidores públicos que atracó las finanzas de Veracruz, que incluso ha sido señalado de comprar cinco propiedades en Houston. No tiene vergüenza…Y es que el saqueo de los recursos públicos no tiene límite, una funcionaria municipal de medio pelo, acaba de abrir con bombo y platillo una escuela particular, Xallapan, que promociona con muchos espectaculares por toda la ciudad, cuando apenas hace dos trienios no tenía ni donde caerse muerta. Sus amoríos con una ex alcaldesa le han dejado buenos frutos para el futuro. No tienen nombre…Cómo se ve que caló profundo en el grupo que tiene tomado el Palacio de Gobierno, la acción que encabezó en palacio municipal, el edil Américo Zúñiga, quien en la solicitud de pago de adeudos al gobierno del estado, contó con el respaldo de las senadores priistas, Héctor Yunes Landa y Pepe Yunes Zorrilla. Mediante el diálogo y la civilidad política, se reunieron más tarde en Casa Veracruz con el gobernador interino Flavino Ríos Alvarado para llegar a acuerdos. Eso orilló al alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, a decirle al presidente municipal de Xalapa que ya había doblado las manitas y a los senadores, Pepe y Héctor, los llamó solapadores de Duarte y de Flavino, al que llamó cobarde. La guerra política en plena crisis financiera que vive Veracruz…El Güero JuanManuel Velázquez, acusado por su hermana de despojo, después de haber mamado de la ubre tricolor, ahora amaga con renunciar para irse a las filas del PAN, siguiendo los pasos del tío. Vientos de traiciones que soplan fuerte por los bosques de Perote... Seguramente Irma Chesty Viveros, ya detectó el grueso de facturas de páginas WEB y empresas de asesoría creadas por Alberto Silva Ramos, para sangrar al erario de Comunicación Social del Gobierno de Veracruz, por alrededor de 15 millones de pesos mensuales. Al Cisne, se le tiene que llevar ante la justicia por todo el daño que hizo como servidor público…Nos vemos mañana.

 


Página Principal

Artículos Anteriores