AÑO 11 VOLUMEN 3885

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

Jornada con final de fotografía

J.M Pasado

* El Cui y sus vínculos con la CNTE

* Algunas del Filósofo de Güemez

Si nos atenemos a la encuestitis promovida por partidos, coaliciones y candidatos a la Gubernatura de Veracruz, la del domingo será una jornada comicial de tercios.

Vamos a sacudirnos la memoria. La segunda semana de abril, apenas unos días después de iniciada la campaña para gobernador, uno solo encabezaba las encuestas.

Algunos de los estudios cuantitativos de entonces daban ventaja al candidato del PAN-PRD Miguel Ángel Yunes Linares, el de la alianza Para rescatar Veracruz.
La carga discursiva belicosa, la maquinaria electoral aceitada casi a la perfección y hasta el nombre adoptado para esa alianza de partidos tan distintos dieron a Miguel Yunes la posibilidad de ascender hasta los 36 puntos porcentuales (encuesta de El Financiero, lunes 11 de abril). Poco tiempo permaneció en los cuernos de la luna de la preferencia electoral.

Las revelaciones sobre enriquecimiento ilícito, compra de bienes inmuebles en el interior del país y el extranjero, las acusaciones de presunta pederastia y hasta las intrigas familiares le bajaron la intención de voto hasta los 31 puntos.

Para el candidato del PRI y sus aliados (PVEM-PANAL-Ave-Cardenista) Héctor Yunes Landa han sido todos los de la campaña días de empuje por la desventaja inicial. En principio soltó líneas discursivas incendiarias para desmarcarse del gobierno estatal que entusiasmaban.

Por eso creció en la preferencia de los votantes y si acaso superó los 32 puntos porcentuales.

En la segunda mitad de la campaña sumó aliados, propios y extraños, de casa y ajenos también; al exrector de la UV Raúl Arias, al popular empresario xalapeño Ricardo Ahued, actual diputado; al jurista exprocurador general de la República Ignacio Morales Lechuga, al senador José Yunes... Pero ahí se mantuvo.

Para entonces Cuitláhuac García Jiménez, candidato del partido Movimiento Regeneración Nacional, ya era tercero en las encuestas, más por ese inexplicable efecto de arrastre que mantiene Andrés Manuel López Obrador que por condiciones propias.

Cuando cerraba sus primeros 30 días de campaña rondaba 24 por ciento de la intención de voto que creció hasta 30 por ciento en mayo.

Ni Armando Méndez del Movimiento Ciudadano, ni Alba Leonila Méndez del PT, ni el de Encuentro Social Alejandro Vázquez o el independiente Juan Bueno lograron crecer. Se quedaron enanos.

Por eso la elección del próximo domingo será a tercios. Cada uno rondará los 900 mil votos, partiendo de la idea de que al menos 50 por ciento de los electores salga a votar.

De ahí que el resultado del domingo dependerá de dos condiciones:
1) La participación ciudadana. En la última elección de gobernador en 2010 acudieron a las urnas 59.28 por ciento del total de los electores de la lista nominal de ese entonces (5 millones 311 mil 938). Si más votan la Gubernatura será para la oposición.

2) La capacidad de movilización. El candidato y la fuerza política más hábil para la movilizar electores el día de la jornada logrará superar el millón de votos. En ese renglón el PRI es el de la fuerte estructura.

Como sea, la elección será cerrada; tanto o quizá más que la de 2010 en la que Javier Duarte obtuvo un millón 356 mil 623 votos, apenas 79 mil (redondeados) más que Miguel Ángel Yunes al que descalabró en las urnas.
Aunque los tres punteros presumen anticipada victoria, lo que preparan detrás de cuadro es un auténtico final de fotografía.

¿ESTO QUIERES PARA VERACRUZ?

Las escenas transmitidas por televisión nacional, en donde se ve a miembros de la CNTE rapando a maestros y maestras que se oponían a un paro de labores en Chiapas ha causado tanta indignación y, con toda razón, pues ese tipo de vejaciones solo nos recuerdan lo que hemos visto en Alemania, en la época de Hitler.

La CNTE, la misma que es apoyada por Andrés Manuel López Obrador y por Cuitláhuac García, los que quieren gobernar Veracruz, no tiene límites ni saben lo que es el respeto por las mujeres, por la tercera edad, por los que piensan diferente, por aquellos que quieren que nuestros niños tengan un futuro.

No existen suficientes descalificativos para este brutal atentado a los verdaderos maestros, pero sí nos sirve para hacer una seria y profunda reflexión sobre quiénes pretenden llegar a la Gubernatura. No cabe duda que Cuitláhuac no.

Y tampoco podemos dejar de lado que otra vez salió a la luz una nueva propiedad de Miguel Ángel Yunes Linares, ahora en Cuernavaca, la ciudad de la eterna primavera, de las mansiones de los ricos. Y, claro, tampoco la mencionó en sus 3 de 3. Las mentiras de Miguel Ángel son tantas como lo es su oscuro pasado.

¡Dos fichitas de cuidado, dos peligros para Veracruz!

NO MARCHEN

Si, como dicen algunas encuestas, en las elecciones tenemos en Veracruz un empate técnico, la ventaja es del PRI por ser el partido con la más completa y entrenada estructura electoral, indispensable para encargarse de que los votantes asistan a votar. A menudo, como muy bien lo sabe El Peje, la sensación de: “¡Ya ganamos!”, transmite la equivocada idea de: “¿Entonces para qué vamos a votar? Ya no es necesario”. Eso no pasa en el PRI. AMLO lo ha probado dos veces. Para ganar, hay que votar... Frase digna del Filósofo de Güemez: “Candidato que no gane en las elecciones del domingo, pierde”. Otras, genuinas: “Si de aquí al día 30 no llueve, ya no llovió en todo el mes”; “si de aquí pa’llá todo es de subida, de allá pa’ca todo es de bajada”. Descanse en paz Ramón Durón Ruiz, veracruzano de Tamaulipas... Nos vemos mañana.


 


Página Principal

Artículos Anteriores