AÑO 11 VOLUMEN 3991

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

 

Bitácora Política

Miguel Ángel Cristiani

El portazo a Duarte en Los Pinos

https://1.bp.blogspot.com/-H4XXYFeCKFY/V_PAwzX6xrI/AAAAAAADjLA/7l0OwVGH0Owmj4Qc9NTjM8jIfqA6vJo3wCLcB/s640/los%2Bpinos.jpg

A la residencia oficial de Los Pinos no se puede llegar, así como así, sino es llamado por el Presidente de la República o alguno de sus cercanos colaboradores, prácticamente es imposible que lo dejen entrar, trátese de quien se trate.

Esa regla elemental, cualquier político la conoce y en consecuencia la aplica.
No se puede asistir a donde no ha sido llamado.

Para poder entrar a Los Pinos hay que tener cita agendada.

Pero resulta que, de acuerdo con las versiones de los reporteros de la fuente presidencial, hace unos días, se presentó en la residencia oficial de Los Pinos, el todavía gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa sin cita ni anuncios previos.
Aseguró que estaba ahí para reunirse con el Presidente Peña Nieto, entonces el grupo de oficiales del Estado Mayor Presidencial, checó en la agenda y no estaba incluido.
Le pidieron que aguardara para confirmar.

Después de que los elementos del Estado Mayor Presidencial hicieron algunas llamadas, le informaron al gobernador que no estaba registrada ni contemplada su visita a los Pinos.
-Por favor avísenle a Erwin Lino que quiero verlo- dijo Javier Duarte, molesto y poco paciente, en un intento desesperado por entrevistarse con el secretario particular del Presidente.

-El señor Lino tampoco lo recibirá- fue la respuesta que le dieron.

No se sabe a ciencia cierta, lo que sucedió después, al parecer el gobernador Javier Duarte quiso entrar por la fuerza para intentar hablar con el Presidente -hasta hace poco su mejor  amigo- pero el equipo de seguridad no lo permitió. Se dice que hubo empellones, cuerpos enfrentados y gritos.

“En el momento más intenso de la revuelta entre guardias y militares, el gobernador alzó la voz y antes de retirarse, fuera de control, hizo acusaciones.

La revuelta entre militares y los guardias de Duarte en Los Pinos pone en evidencia una ruptura en el sistema de intereses e impunidad, que ha alcanzado en este país dimensiones intolerables”.

Página Principal

Visítanos en Facebook Envía esta nota a un amigo Visítanos en Twiter Imprimir

Artículos Anteriores

6-Septiembre-2016
Pese a todo, la UV avanza
1-Septiembre-2016
En Xalapa obras son amores
30-Agosto-2016
Entre Judas te veas
11-Agosto-2016
La visita Presidencial
9-Agosto-2016
#Soyfestival
19-Mayo-2016
Campañas de lodo
2-Mayo-2016
Encuestitas