AÑO 10 VOLUMEN 3732

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

El juego del tapado

J.M Pasado

* Retrato de un hampón

* ¡Cuentototota!

Desde aquella reunión celebrada en Perote, en el rancho San Julián, propiedad de la familia del senador del PRI José Yunes Zorrilla, el tema de la sucesión gubernamental de Veracruz rebotó en el altiplano.

Aquel viernes 27 de noviembre, al concluir la sobremesa y despedirse de la cúpula priista veracruzana, su líder nacional Manlio Fabio Beltrones felicitó a Héctor Yunes Landa, el otro senador tricolor y entonces agitó las aguas.

En San Julián no hubo humo blanco pero algunos, sobre todo los “hectorizados”, aseguraban que la interlocución de Manlio con Héctor había sido un claro mensaje.

Un par de días transcurrieron cuando desde la Ciudad de México la prensa nacional entró al jugueteo del tapado y el destape.

Columnistas de distintos diarios, Jorge Fernández Meléndez de Excélsior y Roberto Rock de El Universal, entre otros tantos, subieron a la carrera sucesoria al diputado federal y dirigente estatal del PRI, Alberto Silva Ramos.

Todos han aderezado su perfil ascendente en la política veracruzana. De un servidor con encargos menores con el exgobernador Fidel Herrera Beltrán, se convirtió en secretario de despacho del duartismo, alcalde de Tuxpan, vocero del gobierno, diputado federal y presidente del Comité Directivo Estatal del PRI.
El ruido mediático en el altiplano vino acompañado de la versión divulgada por los periodistas que integran el grupo de Los Fantásticos (hay veces que fantasean de más con sus escritos) –o grupo de Los Diez como se autodenominaron— sobre la confesión que les habría hecho Javier Duarte el pasado lunes cuando se reunían con Alberto Silva: el presidente Enrique Peña le confirió la designación de su sucesor porque ha cumplido en otros temas, por lo que le soltó la elección con la condición agravante de que se debe ganar.

De ser así está claro que en las próximas semanas –tres, cuatro a lo mucho— Javier Duarte tendrá ante sí el reto político más importante de todo su sexenio.

Su definición tendrá que venir con lógica, razón y hasta con el corazón.

Con Alberto Silva ha caminado por la azarosa carrera política, aunque la encuesta del CEN del PRI que trajo consigo Beltrones ubica a Yunes Landa como el puntero entre los priistas, con franca competencia hacia fuera de su primo hermano Miguel Ángel Yunes Linares, quien casi está definido como el candidato de la alianza PAN-PRD.

Javier Duarte con el senador José Yunes Zorrilla parece que encontró tregua, particularmente por el marcado interés del peroteño por la Gubernatura de seis años, no la de dos. A ver cómo libra el gobernador el juego del tapado.

ORFILIO, EL VIVIDOR DE SIEMPRE

Orfilio García Ortiz es líder de Progresa Veracruz, una asociación escasamente provechosa. La pobreza de la gente siempre ha sido su lucrativa bandera.

Sus huestes lo describen como una réplica de Samuel Aguirre Ochoa, dirigente de Antorcha Campesina, en la que Orfilio recibió escuela.

En la esfera pública ha sido señalado de bandido, simulador, toda una fichita. En el terreno privado es sumiso, un tipo agachón, mandilón. Su esposa es la de las decisiones, le contrata a las empleadas domésticas y define quiénes reciben los “apoyos” que logra “gestionar” Orfilio.

A sus fanáticos aplaudidores los tiene refundidos en la zona de El Tronconal y aunque asegura que él ahí mismo vive, otros afirman que tiene su residencia de gran confort en la que ahora se construye hasta alberca.

Ha sometido a muchos alcaldes con la toma del Palacio Municipal pero con morralla es controlado.

Ayer Orfilio García intentó hacer lo mismo en la Legislatura pero se topó con una valla que le impidió acceder con sus huestes, protegidos con niños al frente, a la sede de ese poder.

En el intento patalearon a reporteros que cubren la fuente legislativa. Julen Rementería del Puerto, diputado del PAN, tuvo que desactivar la protesta.
Cuando Orfilio logre pasar cualquier enrejado, debería de ser el de alguna prisión, porque historial delictivo lo tiene.

MONOPOLIO DE LA VIOLENCIA LEGÍTIMA

En el invierno de 1919, el sociólogo alemán Max Weber ofreció a la Asociación de Estudiantes de Munich una conferencia en la que afirmó que el Estado tiene el monopolio de la violencia legítima y da las claves del sustento de su autoridad. La conferencia fue incorporada en su libro El político y el científico. He aquí un extracto de la misma:

“Por política entendemos solamente la dirección o la influencia sobre la dirección de una asociación política, es decir, en nuestro tiempo, de un Estado.

“Todo Estado se funda en la violencia”, dijo Trotsky en Brest-Litovsk. La violencia no es, naturalmente, ni el medio normal ni el único medio del que el Estado se vale, pero sí es su medio específico.

“Estado es aquella comunidad humana que, dentro de un determinado territorio, reclama para sí, con éxito, el monopolio de la violencia física legítima. Lo específico de nuestro tiempo es que a todas las demás asociaciones e individuos solo se les concede el derecho a la violencia física en la medida en que el Estado lo permite. El Estado es la única fuente del ‘derecho’ a la violencia. Política significa para nosotros la aspiración (Streben) a participar en el poder a influir en la distribución del poder entre los distintos Estados o, dentro de un mismo Estado, entre los distintos grupos de hombres que lo componen.

“El Estado, como todas las asociaciones políticas que históricamente lo han precedido, es una relación de dominación de hombres sobre hombres, que se sostiene por medio de la violencia legítima. Para subsistir necesita, por tanto, que los dominados acaten la autoridad que pretenden tener quienes en ese momento dominan. ¿Cuándo y por qué hacen esto? ¿Sobre qué motivos internos de justificación y sobre qué medios externos se apoya esta denominación?

“En principio existen tres tipos de justificaciones internas, de fundamentos de la legitimidad de una dominación. En primer lugar, la legitimidad del ‘eterno ayer’, de la costumbre consagrada por su inmemorial validez y por la consuetudinaria orientación de los hombres hacia su respeto. Es la legitimidad ‘tradicional’ como la que ejercían los patriarcas y los príncipes patrimoniales de viejo cuño. En segundo término, la autoridad de la gracia (carisma) personal y extraordinaria, la entrega puramente personal y la confianza, igualmente personal, en la capacidad para las revelaciones, el heroísmo u otras cualidades de caudillo que un individuo posee. Es esta autoridad ‘carismática’ la que detentaron los profetas o, en el terreno político, los guerreros elegidos, los gobernantes plebiscitarios, los grandes demagogos o los jefes de los partidos políticos. Tenemos, por último, una legitimidad basada en la ‘legalidad, en la creencia en la validez de preceptos legales y en la ‘competencia’ objetiva fundada sobre normas racionalmente creadas, es decir, en la orientación hacia la obediencia a las obligaciones legalmente establecidas; una dominación como la que ejerce el moderno ‘servidor del Estado’ y todos aquellos titulares del poder que se asemejan a él”.

NO MARCHEN

Américo Zúñiga se funda en la ley cuando dice que los regidores están liberados del requisito de tener título profesional para ejercer sus funciones, que se ha impuesto en otros casos por razones técnicas, a veces, pero también para reducir y controlar la competencia de aspirantes. Pero, bien mirado, son los doctores de Harvard, Princeton y Yale los que han llevado a la ruina a este y otros países, menos por sus capacidades profesionales que por el adoctrinamiento que quienes dominan el mundo les imponen desde sus universidades para legalizar la explotación internacional y el saqueo de recursos naturales e intelectuales de todo el mundo... Insisten en que las dependencias del gobierno estatal son austeras, en el discurso andan siempre con la cantaleta de un supuesto plan de austeridad y reducción del gasto público pero en la práctica es todo lo contrario. La noche del miércoles, copas y copas corrieron en el restaurante Vinissimo de la avenida Araucarias, ¡cuentototota! Tan extensa que los choferes que esperaban a los patrones tuvieron que correr a la dependencia para recoger maletín con billete para pagar el consumo. Luego les digo de quiénes se trata, pero son los mismos señalados por sus excesos... Nos vemos el lunes.


 


Página Principal

Artículos Anteriores