AÑO 18 VOLUMEN 4771

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Manantial entre Arenas

EL AZÚCAR, NOSOTROS Y EL INCyTU

Alberto Calderón P.

Es sorprendente enterarse que más del 85% de los mexicanos rebasamos el promedio de ingesta de azúcar, lo que provoca serios trastornos a la salud pública de los habitantes de este hermoso país, dato que revela la Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión por sus siglas (INCyTU).

Un dato más que nos hace reflexionar y estar observando de cerca el comportamiento que tendrán los diputados con relación a los reveladores informes sobre el impuesto aplicado a los líquidos azucarados como los refrescos, jugos bebidas energéticas incluso la leche, aplicado en el 2014 ayudará a prevenir más de 100 mil posibles afectaciones de diabetes hasta el 2030 y pone sobre la mesa para un posible debate el aumento en el impuesto a estos productos que con la aportación prevendría a más de 250 mil casos potenciales, en un lapso igual de unos treinta años.

Recordando que apenas este domingo se celebró el día mundial de la salud, la misma oficina indicó que no solo la diabetes es uno de los factores en los que ayudaría, también reduciría la obesidad en un porcentaje del 2.4%, con esto también se previenen enfermedades asociadas con algunos tipos de cáncer, del hígado y cardiovasculares.

Lo recomendable para un adulto mexicano debería de andar rondando en promedio un 5% de calorías, equivalente a cinco cucharadas pequeñas de azúcar por día, los datos que proporciona la Organización Mundial de la Salud (OMS), nos dice que la alimentación diaria no debe de rebasar el 10% de azúcares diarios en la ingesta, un problema con el que nos enfrentamos a diario es el de la publicidad engañosa que no refleja el contenido real de sus ingredientes de elaboración en relación a los azúcares totales que en algunos casos llega a las 360 calorías, en otros casos la acumulación en la ingesta de varios productos con niveles altos de azúcar nos hacen rebasar por mucho lo recomendado por la OMS, la evidencia científica dice que el azúcar en cualquiera de sus formas ya sea en sacarosa, fructuosa, glucosa entre otras varias nos da calorías vacías que redundan en un aumento en el peso y generan un desequilibrio hormonal.

Es muy importante que tomemos conciencia de el daño que nos provoca el excesivo consumo de calorías que nos afecta de forma variada a nuestra salud, debemos de disminuir gradualmente el consumo de refrescos embotellados tan arraigados en todos los estratos de nuestra sociedad, para poder contar con una mejor calidad de vida presente y futura.

Usted tiene la palabra. Xalapa2000@hotmail.com
Integrante de la Red Veracruzana de Comunicadores Independientes