AÑO 17 VOLUMEN 4646

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

 

Le Buscan Lugar a la 'K invertida' en el Cutzamala

Excélsior

*El director de Conagua, Roberto Ramírez, dijo que la pieza K invertida no fue empleada ‘por riesgo’, pero que se le busca un lugar en el sistema para ayudar a la ‘versatilidad’ del Cutzamala

CIUDAD DE MÉXICO.- Roberto Ramírez de la Parra, director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) descartó fallas en la pieza denominada ‘K invertida’ que sería instalada en la línea 2 del Cutzamala, durante los recientes trabajos de rehabilitación del sistema, que generó el megacorte de agua en la Ciudad de México.

 

En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, Ramírez dijo que, a causa de un desplazamiento de la pieza de 4 centímetros, detectado durante las pruebas de bombeo del domingo, se decidió no instalarla, para evitar el riesgo de una falla mayor.

No es que esté mal (la K invertida), sino que buscó colocarse sin moverse, pero se desplazó 4 centímetros. Pedimos un cálculo de riesgo al bombear. Probamos poco a poco, mintiéndole agua al tubo, pero no estaba al 100 por ciento.

Derivado de ello consideramos que había riesgo si bombeábamos a mayor potencia, por eso decidimos retirarla y poner otro tubo en línea recta, sin diagonales, para evitar choques de riesgo”, dijo el titular de Conagua, al tiempo que afirmó que la pieza sí funciona pero que, si se decidía instalarla, se iba a requerir más días de trabajo y, ante la urgencia de dotar de agua a los capitalinos, se optó por no instalara.

Ramírez de la Parra agregó que ahora se busca colocar la K invertida en el Cutzamala y que, al contar ya con la línea 2 en el sistema, se podría instalar la pieza sin la necesidad de suspender el servicio, pero eso dependerá de poder darle un “atraque” suficiente que ayude a darle “versatilidad al sistema”.

Precisó que la K invertida no costó 500 millones de pesos, sino que toda la instalación de la línea 2 de la planta de bombeo tuvo un costo de 480 millones, que es una inversión que se aplica desde 2013 y que los trabajos realizados no han generado costo extra.

Por último, el funcionario negó que exista una “politización” en el tema de los trabajos en el Cutzamala y que, al final, son los sistemas de agua de la Ciudad de México y Edomex, los que determinan el abasto a sus respectivas alcaldías.