AÑO 17 VOLUMEN 4152

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

DESDE HUATUSCO

LA NONNA MEXICANA

Roberto García Justo

Existe en las distintas etapas de la evolución humana, un pedazo de  sentimientos encontrados  por la certeza de haber sido parte de ese todo que se llama mundo. Sin que nadie presienta lo que será  en el futuro, levantar la mano para hacerse presente y dejar la huella que tanto se necesita para apreciar la esencia de un ser que como  eslabón, encadenado a la historia, se renueva con  el pasado, edifica las bases del futuro,  regalando   lo que significa el haber sido un símbolo que merece dar un reconocimiento  por su espíritu reproductor.    

IRAÍS TRESS PETRILLI,  quizá veamos en ella el reflejo de la condición humana o las luces encendidas de una generación de mujeres que con su apreciado don de la inteligencia abordan el camino de las letras. Una a una las fue hilvanando hasta que con esa consistencia  ilustrada, creó un libro de profundas emociones. El título es fascinante por la referencia dedicada a tan distinguida especie. Y nos guía por verdades claras que con solo ver el principio nos percatamos de la sutileza de su contenido.

El  derivado de la NONNA o Abuela,  proviene de las cualidades natas de  una mujer de naturaleza emotiva, diligente y cuidadosa.  Además de lo que podamos apreciar, es sumamente original cuando adquiere una intelectualidad o recibe el cargo para ejercer la autoridad. Con ese detalle de grandes responsabilidades, procura amar lo posible y en ocasiones lo imposible, por el gusto de sentirse realizada y ensanchar  su severo dominio, en un marco de costumbres heredadas por quienes la enseñaron a destilar fortaleza.

Las podemos distinguir por su semblante expresivo y adaptable a cualquier nivel en un ambiente amigable y por el buen sentido de admirar lo que está más allá de lo superficial. Es consecuente y diligente,  realiza con humildad los trabajos que requieren de la acción, de la amistad, la sensibilidad y sobre todo el deber de la urbanidad. Por eso mismo, respeta, educa y embellece, no tanto por su propio bien, sino por los demás, porque profesa sentimientos convincentes que los expresa con naturalidad.          

Fue precisamente el día sábado   por la tarde, que  se encendieron las lámparas del Teatro Solleiro, para disfrutar de una presentación que reveló el contenido de una obra, única e incomparable. La autora del volumen arriba citado,  no ocultaba la satisfacción de haber realizado un trabajo que congregó a buen número de personajes interesados por descubrir los secretos de una generación admirable por la fortaleza demostrada y el firme deseo de conducir por caminos verdaderos a las nuevas concepciones.

  LA NONNA VICTORIA  es virtuosa porque no es copia de una novela producto de la fantasía, revela los aspectos más crudos   de la honradez  familiar que en su calidad de cerebro asumió el papel con la naturalidad que las circunstancias le otorgaban. Y en ese juego que permite introducir algunos detalles. Se  agregaron paisajes inéditos de la provincia veracruzana que la hacen realista y profunda como las barrancas escabrosas de Enriqueta Sehara.  Y así imaginamos lo que en aquella época rodeaba Coscomatepec, un pueblo mágico y misterioso.

o acertado son los relatos que convulsionaron al País y el comportamiento social  en las regiones  y sus comunidades.  Nos corresponde revalorar, sin prejuicios, el papel  de la  mujer antes, durante y después de la Revolución Mexicana. Y precisamente aquí tenemos el material adecuado para sacar adelante el sentir de la raza en los días que se multiplicaban las amenazas de saqueo y muerte entre una colectividad que se empeñaba en trabajar para sacar adelante a los descendientes. No tenemos el espacio suficiente para seguir analizando este material que se inscribe entre lo que debemos obtener y conservar como una reliquia regalada por Victoria. Y de alguna manera decirle, gracias por ese vientre tan fecundo y prolifero que pondremos en el nicho de la eternidad.