AÑO 17 VOLUMEN 4206

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Comentario Exprés

Vamos a consumir lo nuestro

Felipe Mendiola Parra

 

Tal vez usted coincida conmigo.
Se han incrementado los negocitos y el autoempleo se manifiesta de manera natural.

No hay que pensarle mucho, faltan muchos empleos bien remunerados y lamentablemente vemos que no se hacen presentes nuevas inversiones, en ninguna parte del estado de Veracruz.

Después del despido masivo de miles de empleados del gobierno estatal, esas familias están pasando angustias y buscan diariamente la forma de poder resolver el problema económico.

En las calles de muchas ciudades del estado se ve gente que trata de vender algo, fruta, verduras, pan, pasteles, gelatinas, ropa, comida para llevar y todo lo que le permite su imaginación.

En una ocasión escuché a una señora que me platicaba su decisión de convertirse en una empresaria en medio de una espantosa crisis.

Ella enviudó y se quedó con sus tres hijos pequeños, la invadió la desesperación y lo primero que se le ocurrió fue hacer mole para venderlo entre sus vecinas, pero descubrieron que el sabor era delicioso y se corrió la voz, llegando cada vez más gente.

Después comenzó a vender en las tienditas de su colonia y la aceptación de su producto cada día fue mayor, al grado que tuvo que aprender a envasarlo, después le colocó una etiqueta, más adelante el código de barras y hoy tiene camionetas repartidoras de ese producto por muchas ciudades del estado.

Me reservo el nombre del mole pero viene de Coatepec y se sigue vendiendo con mucho éxito.

Otra señora me explicaba que para desarrollar un negocio no hay que inventar una actividad, sino hacer lo que ya sabe hacer. Quien sabe hacer ropa, que eso haga; quien cocina bien, que eso haga; quien hace sabrosos pasteles, que eso haga y así cada una de esas actividades hay que desarrollarlas, porque siempre tienen mercado cuando están bien hechas.

La pena y el orgullo no nos dan de comer, sencillamente tenemos que trabajar todos los días desde muy temprano en lo que mejor sabemos hacer para poder salir adelante.

Viéndolo desde otra óptica, les pido a mis tres lectores que en estos tiempos difíciles compren esos productos hechos en casa, a esas personas que ya se están esmerando en hacer las cosas bien para salir adelante.

Una señora por mi casa hace chiles en conserva (xalapeños y chipotles) que son una delicia. Ahí los compro y además son más baratos que los industrializados. Así es que vamos a ayudarnos entre todos para paliar este problema económico que estamos viviendo.

Página Principal
Artículos Anteriores