AÑO 11 VOLUMEN 3997

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

¿Pactará Miguel Ángel?

J.M Pasado

Entrón como suele ser, Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador electo de Veracruz, en repetidas ocasiones ha enviado mensajes contundentes de que va con toda la fuerza del estado para combatir a los delincuentes y brindar seguridad a los veracruzanos
Para aquellos ingenuos que piensen que el narcotráfico no es un poder, se equivocan, como tal lo hemos visto en el mundo entero y aquí en Veracruz, está más que presente. Se quiera o no, muchos gobiernos municipales o estatales han tenido que entrar a Belén cantando con eso de los acuerdos para mantener en paz el territorio, aunque a veces son muchas las células del crimen organizado que no se puede negociar.

Entrón como suele ser, Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador electo de Veracruz, en repetidas ocasiones ha enviado mensajes contundentes de que va con toda la fuerza del estado para combatir a los delincuentes y brindar seguridad a los veracruzanos.

A partir del 1 de diciembre las manecillas del reloj empezarán a contar los segundos, minutos y horas de esos seis meses que prometió el panista en acabar con la inseguridad y echar fuera a las bandas delincuenciales, que es lo que desean los gobernados.

Es decir, a partir del 1 de diciembre del presente año se acabarán los levantones, los secuestros, las extorsiones, los ejecutados y los cercenados que hoy por hoy aparecen por todas partes, según lo prometido por el panista al pueblo veracruzano.

Estamos hablando de dos años de gobierno, en ese tiempo, Miguel Ángel también ha prometido meter a la cárcel a Javier Duarte de Ochoa y a quienes se robaron el dinero de los veracruzanos.

En el entendido de que prometer no empobrece, habría que cuestionar al panista. De no cumplir con sus objetivos, ¿qué pasaría? Los veracruzanos le perdonarían el incumplimiento y le seguirían brindado su apoyo en futuras elecciones, he incluso lo respaldarían en las urnas para heredar el trono a uno de sus hijos.

Tal parece que Miguel Ángel Yunes Linares anda jugando con bolas de fuego, porque en el estado son muchas las células del crimen organizado que se disputan la plaza y que, como se ve, no están dispuestos a dejar un estado importante para el trasiego de la droga, paso obligado por toda la costa, por carretera y por mar.

Claro que de lograr sus propósitos y objetivos, la mesa electoral estaría puesta para que la alianza PAN-PRD gobierne por muchos años un estado que hasta antes que Javier Duarte, se caracterizó por ser cien por ciento priista.

Dice Miguel Ángel que pediría el apoyo del Ejercito, la Marina y la Policía Federal, pero habría que recordarle que las fuerzas castrenses ya se encuentran en la entidad y que precisamente en su tierra, en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, los navales son los que están a cargo de la seguridad y les ha ido como en feria.

Por
cierto que hablando de la alternancia en Veracruz, anoche el escritor del libro “El Mito de la Transición Democrática”, John Ackerman, precisó que Veracruz es uno de los casos más representativos de una supuesta alternancia que no es real.

El catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dijo: “Lo que tenemos con esto de la alternancia es de un priista a otro priista con otro color; con una persona de baja moral y sus grandes críticas por corrupción a otro señor de muy baja moral; los dos sin una relación con la legitimidad popular de la ciudadanía, es clásico”.
Más claro ni el agua.

NO MARCHEN

Ahora que se tienen que utilizar vías alternas para poder conseguir llegar a tiempo por el cúmulo de bloqueos en la capital veracruzana, descubrimos que la calle Sebastián Bach requiere con urgencia cirugía mayor pues esta llena de baches de a metro y medio metro de profundidad como para recordar el 10 de mayo cada vez que, por culpa de esos hoyitos, se pierde un neumático o llanta que, por cierto, en costo andan por las nubes. La avenida Xalapa es otra de las arterias que no canta mal las rancheras en materia de baches… Lo que es sorprendente en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, es que ninguno de los que mamaron durante su administración y cargaron con costales de dinero salgan en su defensa. Todos, incluyendo el Cisne, se hacen como Tío Lolo, y los diputados federales también hacen lo propio. Han dejado solo a su jefe y amigo, pero qué tal cuando estaban en plenitud del pinche poder, hasta los zapatos le lustraban. No se vale… Muy pichurrienta lamanifestación para exigir justicia para los jóvenes asesinados. Se esperaba que la rectora de la UV, Sara Ladrón de Guevara, movilizara más estudiantes, pero se quedó corta. Sin embargo, esperemos que a los muertos y a los familiares, se les haga justicia y principalmente a la estudiante Génesis, de la cual sigo pensando que fue una víctima inocente que estaba en el lugar equivocado a la hora en que levantaron a Octavio… Puro show mediático. Apenas el domingo pasado, Miguel Ángel Yunes Linares lanzó lumbre en contra de la donación de terrenos que el gobierno de Duarte realizó a favor de Fidel Kuri Grajales, presidente del Club de Futbol Profesional Tiburones Rojos del Veracruz, y ahora resulta que un día después en el Hotel Presidente de la Ciudad de México, el gobernador electo de Veracruz se reunió a tomar un café con el dueño de los escualos y con el extesorero Tarek Abdalá, para fumar la pipa de la paz. Vientos… Nos vemos mañana.

 


Página Principal

Artículos Anteriores