AÑO 17 VOLUMEN 4517

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

 

Bitácora Política

Miguel Ángel Cristiani

La Estafa Maestra

Está circulando en las redes sociales una imagen en la que se describe como México-PEMEX está comprando a la compañía española REPSOL gas peruano que representa una diferencia de 15 mil millones de dólares, pero además se lo revende a Braskem IDESA XXI Etileno filial de Odebrecht, a precio de mercado doméstico y con un subsidio o rebaja del 30 % adicional.

La triangulación del gas está así: Perú le vende por cantidad de metros cúbicos de gas a Repsol, compañía española, por metro cúbico de gas, igual a cinco mil millones de dólares.

Luego Repsol la compañía española, le vende a PEMEX la misma cantidad de metros cúbicos de gas comprada a Perú en xm3 gas por una cantidad igual a veinte mil millones de dólares.

Pemex lo regasifica en Manzanillo con mano de obra e instalaciones mexicana y lo vende a Braskem IDESA XXI Etileno filial de Odebrecht, a precio de mercado doméstico con subsidio o rebaja del 30 % adicional, cuando a los mexicanos no se les subsidia un peso de gas de consumo doméstico.

En México, la compañía opera en alianza con Grupo Idesa, el complejo petroquímico “Etileno XXI” en el que produce y comercializa polietileno, para vendérselo a PEMEX donde la empresa mexicana puede producir su propia materia prima, pero gradualmente los secretarios de energía han ido disminuyendo su propia producción para depender de empresas privadas como Braskem y favoreciéndolas con impuestos del 5% a importadores nacionales para beneficiarlos contra la competencia.

La pregunta de los 64 mil pesos es ¿porqué México no le compra directamente a Perú y se ahorra 15 mil millones de dólares.?
Felipe Calderón fue el principal responsable como presidente y negociador del contrato con su homólogo peruano, hoy en día se dice que ya es miembro del consejo de Administración de REPSOL.

Al inicio de esta semana, asistimos a una reunión de OTERO Ciudadano, en donde Rocío Nahle, candidata de MORENA al Senado de la República por el estado junto con Ricardo Ahued, comentó que ya desde 1995, cuando Carlos Salinas de Gortari anuncia que era necesario privatizar las petroquímicas, que es donde se obtiene mayor agregado del petróleo, los ingenieros de PEMEX se organizaron para oponerse, porque dijero que no se puede hacer esto y sobre todo porque ya se veían los intereses y vicios de corrupción.

“Quien estaba metido en esto directamente era uno de los hermanos de Carlos Salinas de Gortari, teníamos que defenderlo nosotros y así empezamos con una travesía por la Cámara de Diputados para hablar con los diputados y los senadores, y darles fichas técnicas, porque un barril de petróleo no sirve para nada, el barril sirve cuando se le procesa, cuando se obtienen gasolina, petroquímicos, tienen mayor agregado y ahí inicié el recorrido de acercarme con la gente de la clase política.

Actualmente, la reforma energética es una realidad y el tiempo lamentablemente nos dio la razón, hay menos producción petrolera, estamos en una severa dependencia energética, los números macro y microeconómicos están sostenidos con alfileres, hemos perdido una capacidad técnica muy importante, se ha generado desempleo. Tenemos un desbalance en el país.
Eso se debe precisamente a la política, a aquellas personas que dicen yo en eso no me meto, eso no me importa, yo difiero de esas opiniones; sí nos debe de importar, si nos debemos de meter y no somos iguales todos.”


Página Principal

Visítanos en Facebook Envía esta nota a un amigo Visítanos en Twiter Imprimir

Artículos Anteriores
23-Abril-2018
Debate de acusaciones
19-Abril-2018
Los Zapos de Xalapa
13-Abril-2018
La Cara Partidocracia
11-Abril-2018
La Ley del Chayote
17-Febrero-2018
La Cumbre Tajín 2018
24-Abril-2017
¿ Y la FEPADE, apa?
10-Febrero-2017
Las dos caras del poder
30-Enero-2017
#chinga tu muro Trump
15-Diciembre-2016
Cambiar la vida de la gente
14-Diciembre-2016
Las concesiones de taxis
2-Diciembre-2016
Y no se cimbró México
6-Octubre-2016
El ORFIS ser o no ser