AÑO 11 VOLUMEN 3764

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

El gran reto del PRI-Duarte

J.M Pasado

 * El gran reto del PRI-Duarte

* Américo jovial

¿Las alianzas sirven? Sí. En la historia democrática moderna han servido para lograr la transición política en entidades en las que gobernaba un solo partido.
Pero cada elección, cada entidad, es distinta... Por eso no debe anticiparse que el PAN y PRD, que formalizaron su alianza en Veracruz, saldrán triunfadores como otras coaliciones en diferentes estados del país.

La revisión de algunos casos ayuda al análisis. En 2010, en la segunda mitad del sexenio del PAN con Felipe Calderón, se disputaron 12 gubernaturas.

En cuatro de éstas se integró una alianza opositora del PAN-PRD-PT que enfrentó al PRI en Oaxaca, Puebla, Sinaloa y Tlaxcala. En el resto cada partido compitió por su cuenta.

La noche del 4 de julio de ese año a muchos sorprendió el resultado: los aliancistas se habían levantado con triunfos en los estados de Oaxaca, Puebla y Sinaloa.

Pero en Tlaxcala no cuajó el proyecto, a decir de Manuel Camacho Solís, quien fungió como coordinador de las alianzas por la división al interior de la propia coalición.

Entonces, de cuatro alianzas, una no prosperó. Pero ganar en esas entidades no fue cosa menor.

Puebla era gobernado por el priista Mario Marín, acusado de brindar protección a Kamel Nacif, el Zar de la Mezclilla, y a otro libanés, Jean Succar Kuri, involucrados en el caso de pederastia infantil denunciado por la periodista Lidya Cacho en su libro Los demonio del Edén.

Oaxaca tenía como gobernador a otro de esos dinosaurios priistas, Ulises Ruiz, quien desde 2004 en que asumió el poder, persiguió a campesinos y maestros, fortaleció a su brazo operador la CNTE, grupo que después se le salió de control hasta derivar en conflictos gravísimos, como la toma de la capital por varios meses, hasta la intervención de la entonces Policía Federal Preventiva.

El otro gobernador priista derrotado fue Jesús Aguilar Padilla, sumido al final de su sexenio en escándalos por enriquecimiento ilícito y la acumulación de muchas “casitas blancas” de su propiedad.

En ese mismo año electoral, el PAN de Veracruz intentó aliarse con el partido del Sol Azteca, lo que no prosperó por la operación política del entonces gobernador Fidel Herrera.

Todo eso es historia, que debe estar en la memoria tanto del PRI como del gobierno y de los opositores.

La madrugada de ayer el PRD aprobó aliarse con Acción Nacional para la gubernatura del estado. Han echado campanas al vuelo... ¿pero qué creen?, la campaña aún no inicia. Entonces, más vale mesura.

En el Partido Revolucionario Institucional, en las primeras horas, enmudecieron con ese acuerdo y hasta el medio día vinieron las primeras reacciones.

Bragado, el presidente estatal de esa fuerza política, Alberto Silva Ramos, dijo que no le temen a esa alianza de agua y aceite; “de reparto de odios, rencores y culpas”.

Más allá del jugueteo verbal, lo que debe venir ahora en el PRI y, en consecuencia, para su líder natural, el gobernador Javier Duarte, es la madurez para superar el proceso interno de selección del candidato y después hacer una quirúrgica campaña para impedir que Miguel Ángel Yunes Linares haga lo que Rafael Moreno en Puebla, Gabino Cué en Oaxaca o Mario López Valdez en Sinaloa.

AMÉRICO HABLA CON JÓVENES

Da gusto que en la clase política veracruzana todavía podamos encontrar a miembros jóvenes inteligentes y con principios ideológicos como el alcalde Américo Zúñiga Martínez, quien fue invitado por estudiantes de la carrera en Administración de Empresas Turísticas para participar como ponente en el simposio “Liderazgo con perspectiva”, que organizó el Centro Superior de Estudios Turísticos de Xalapa.

Ahí les señaló que “un líder debe tener inteligencia, ser auténtico, además de ser congruente, y si bien es cierto el liderazgo puede modificarse, lo que no debe modificarse son las ideas y la autenticidad con las que se enarbolan los principios de una persona”.

Ojalá esta expresión llegue al entendimiento de muchos políticos y no políticos que apenas prueban el poder y se vuelven todo lo contrario a lo dicho por el alcalde xalapeño, quien, por cierto, va sumando presencia en la agenda política nacional a propósito de su representación como presidente de la Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm), especialmente en el debate en torno a la implementación del Mando Único policial, que Zúñiga Martínez comparte y apoya.

NO MARCHEN

Qué conste, el Cuerpo Especial de la Policía Vial de la SSP, que inicia operaciones en toda la entidad desde este día, estará adscrito directamente al mismo secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita. Se coordinarán con la Dirección General de Tránsito y Seguridad Vial; luego entonces, cualquier abuso, habrá que reclamárselo a don Arturo. No vale rajarse... Sinceramente, el gobernador Javier Duarte sabe su cuento sobre el proceso electoral que se avecina, pero valdría la pena que le dé una sacudida al árbol de su gabinete porque muchos no saben ni dónde están parados, y en lugar de ayudar, estorban. En lugar de trabajar para él, tal parece que están sirviendo a otros intereses, y lo que es peor, desde el interior de Casa Veracruz, donde han implementado una pésima política de comunicación social carente de acercamiento y de buenas relaciones públicas. Usted, señor gobernador, tiene la palabra para acabar con la represión sicológica y de abandono total a medios de comunicación... Lo que nos expresa José Villiers sobre la alianza PAN-PRD. Habría que preocuparse si en verdad fuera una alianza que ayude a los ciudadanos. El PRD busca los votos para mantener su registro y el PAN, bueno, qué puedo opinar, el que aspira a ser el candidato lleva una bolsa llena de rencor, de odio y solo espera realizar su venganza. "Pobrecita de mi Heroica Veracruz", cantaba Pedro Domínguez, "Moscovita", nos cuenta el buen amigo José Villiers...En la encuesta que elaboró y publicó el periódico El Universal, hay un interesante dato en donde se destacan dos cosas: la popularidad del gobernador que no anda bien y el rubro de la inseguridad que aparece como el principal problema en la entidad, con 40,5 por ciento; seguido del desempleo, con 15,9 por ciento; la crisis económica, con 12 por ciento; corrupción, 10,9 por ciento, y pobreza, con 6.6 por ciento. Inquieta mucho lo de la inseguridad, que sigue siendo el Talón de Aquiles y que debió obligar a cambios en la Secretaría de Seguridad Pública que no llegaron durante el sexenio...Coatepec, pasó de ser un Pueblo Mágico a un “Pueblo Trágico”, plagado de embotellamientos viales, hoyos y basura. Qué pena que las autoridades municipales no tengan idea de cómo gobernar un municipio que en materia de turismo va en picada. Ni modo, dicen los coatepecanos que les iba mejor con el mentado Juanelo...Nos vemos mañana.


 


Página Principal

Artículos Anteriores