AÑO 11 VOLUMEN 3896

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

Medirán fuerzas

J.M Pasado

* Héctor, un mal candidato

Javier Duarte de Ochoa tiene todo el derecho de defenderse de lo que él llama ataques mediáticos con tintes políticos y lo hace porque sabe que el gobernador electo, el panista perredista Miguel Ángel Yunes Linares, tiene también todo el derecho de auditar las arcas estatales a la hora de tomar el poder el 1 de diciembre del presente año.

En las reuniones de gabinete que ha sostenido, Duarte ha dicho a sus colaboradores que se pongan a trabajar y que no se preocupen de nada, que las cuentas están claras y transparentes.

Es decir, el gobernador Duarte no nada más presume eso sino que defiende a sus colaboradores de que no desviaron un solo peso del erario público, al menos así lo ha hecho saber y así lo ha manifestado públicamente.

Y es que para nadie es un secreto a voces de que Javier Duarte de Ochoa compró un pleito que de años era entre el exgobernador Fidel Herrera Beltrán y Miguel Ángel Yunes Linares, pleito que profundizó más el encono en la campaña para gobernador de dos años y que jamás los priistas pensaron que se la ganara Yunes Linares, quien sigue pensando meter a la cárcel a los que se robaron el dinero de los veracruzanos.

Así que ante esas amenazas, Duarte ha decidido blindarse y lo hace primero con la Fiscalía veracruzana, poniendo a su amigo Luis Ángel Bravo Contreras, impuesto a chaleco por nueve años y ahora viene también el fiscal anticorrupción que será por cinco años y que nombrará también el Congreso local saliente, que es mayoría del PRI.

En la promulgación de reforma para eliminar el fuero, Duarte dijo que por lo que desde hoy se elimina la "tentación autoritaria" de acusar desde el poder sin fundamentos. A partir de ahora se podrá aplicar la ley sin distingos, de manera eficaz y expedita, "sin rencores o escudándose en el afán de justicia".

Los que ya no tendrán fuero son el gobernador del estado, presidentes municipales, síndicos y regidores.

Así que Duarte se blinda y blinda a su equipo de colaboradores pensando en que en caso de que Miguel Ángel Yunes Linares inicie un proceso penal en contra del grupo duartista, le lleve tiempo aplicarles la ley y más aún teniendo en contra al fiscal veracruzano -Luis Ángel Bravo Contreras- y al fiscal anticorrupción que también será nombrado por la administración que va de salida.
Sí que van a medir fuerzas.

NO MARCHEN

Ahora se vienen dando cuenta los priistas que Héctor Yunes Landa resultó un mal candidato y que en su afán de ser todólogo designó a colaboradores que se sentían hechos a mano como el caso de Gustavo Filobello, quien aplicó una pésima estrategia de comunicación social, enviando boletines de los actos de campaña del candidato casi a la medianoche y culpando a Esaú Valencia del desastre de comunicación. Otro, El Negro José Luis Santiago, utilizando las redes sociales para autopromoverse entre la clase empresarial para secretario de Desarrollo Económico. Si a eso le sumamos el ramillete de políticos de la tercera edad con huesos viejos y artritis que les impedían movilizarse para las actividades diarias de una campaña, la victoria difícilmente llegaría...Con dos triunfos, el de Vicente Benítez González y el de Juan Manuel del Castillo, Javier Duarte de Ochoa demostró que si le hubiesen dejado elegir candidato a gobernador y la mayoría de los abanderados a una diputación local, otro gallo cantaría en estos momentos, pero él hubiera no existe y los resultados están a la vista de todos...La cola que le apareció a Duarte en los pasillos de Palacio de Gobierno (Gabriel Deantes), demuestra que el tamaulipeco sigue siendo de los consentidos del gobernador y no hay poder humano que pueda decir lo contrario. Ni el manotazo aquel que puso a Gabriel contra la pared por desleal valió para que lo dejaran fuera del presupuesto, más tarde fue premiado con una secretaría y no se descarta que pronto aparezca en otro importante cargo al menos por unos meses...Desde los tiempos de Fidel Herrera Beltrán, la región de Pacho Viejo, a escasos minutos de la capital veracruzana, ha sido nido de la delincuencia organizada y del fuero común. Gente que nos narra historias de terror de cómo los grupos armados llegaban a los domicilios a llevarse a los jóvenes y las adolescentes para incorporarlas a su organización, sin que autoridad alguna metiera las manos. Hartos de la delincuencia, habitantes de Pacho Viejo y La Laguna, se armaron de valor, bloquearon ayer la carretera Xalapa-Coatepec para exigir a la Secretaría de Seguridad Pública garantizar la seguridad de la población. Los manifestantes denunciaron que en los últimos meses se han registrado robos, asesinatos y secuestros que continúan sin ser atendidos por las autoridades pese al reclamo de justicia. Ahí le hablan general Bermúdez...Gracias por las muestras de apoyo que hemos recibido, sin embargo estamos a punto de perderlo todo por amor al periodismo, pero ya vendrán tiempos mejores…Nos vemos mañana.


 


Página Principal

Artículos Anteriores