AÑO 17 VOLUMEN 4130

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

Se cosecha lo que se siembra

J.M Pasado

Pero la venganza del justiciero no se hizo esperar, luego de la negativa para reestructurar la deuda, vino el madrazo para los del PRI y del Verde: otra denuncia penal en contra del exgobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, ahora por presunto desvió de 247 millones de pesos
El gobernador Miguel Ángel Yunes anda más que encabronado que de costumbre, y no es para menos, 25 diputados locales de Morena, PRI y Verde Ecologista le negaron el voto para aprobar la reestructuración de la deuda de Veracruz, pero afirma que “no van a lograr que nos vaya mal a los veracruzanos. Fui electo para un cambio. Vamos a lograr esa cambio”.

Los que conocen a Yunes dicen que ni la jarra de té de Tila le sirvió para mermar el coraje que le hicieron pasar los morenos del “Peje”, los rojos de “Clavillazo” y los Verdes del tío de Nopaltepec, que se opusieron porque la propuesta no estaba del todo transparente.

Pero la venganza del justiciero no se hizo esperar, luego de la negativa para reestructurar la deuda, vino el madrazo para los del PRI y del Verde: otra denuncia penal en contra del exgobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, ahora por presunto desvió de 247 millones de pesos, y de paso, a los legisladores les dijo que “siempre preferiré pagar el sueldo de una maestra, de un médico, de una enfermera, de un policía, o pagar la pensión de un jubilado, que pagar el sueldo de una diputada o de un diputado de los que no tienen compromiso con Veracruz”.

Odios y venganzas son lo que predomina en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, quien sentenció que: “Saben perfectamente bien que con lo que hicieron el día de hoy nos veremos incluso en dificultades para pagar sueldos”. Así que, seguramente, a los primeros que va a sacrificar será a los legisladores que se opusieron a la aprobación de la reestructuración de la deuda que, según el mismo Yunes, diariamente se pagan 20 millones de pesos, nada más de puros intereses.

Entrón como es, dice Miguel Ángel que pese a las adversidades, “Vamos a lograr ese cambio. Nos está costando trabajo, sí, pero su Gobernador le está metiendo todas las ganas y vamos a seguir haciendo el esfuerzo que tengamos que hacer para que Veracruz salga adelante”.

Nada más que el gobernador Yunes debe saber que el tiempo apremia, que ya van tres meses de su gobierno y que no hay señales de que esto cambie, al contrario, se sigue agudizando la crisis, la violencia y las pifias de su gabinete que no dan una ni con el librito en mano.

Yunes desea que Veracruz salga adelante y la pregunta de los veracruzanos es ¿cómo? Una cosa es lo que desea y otra cosa es la realidad. Van más de 600 denuncias laborales por despidos en su gobierno. Las balaceras se presentan como pan caliente y los muertos se cuentan por montones, así no se puede llegar al cambio que tanto prometió.

Bien dice el refrán popular, se cosecha lo que se siembra.

Miguel Ángel anda peleado con todos, ahora suma a los diputados locales de oposición, que no vieron claro ni transparente la reestructuración de la deuda, pero además los acusa de ser ellos los que pretenden hacer daño a Veracruz y los amenaza con dejarlos sin salario. Así no se logran acuerdos.

El gobernador Yunes ha sido parlamentario, sabe de los trajines tras bambalinas en los congresos, en este caso, el Congreso de Veracruz, entonces que el eche un vistazo a su fracción parlamentaria,
la del PAN, que en resumidas cuentas debieron cabildear para convencer a los de Morena, PRI y Verde a que aprobaran la reestructura.

Tan fracasaron los azules en su intentona, que estamos hablando que hicieron falta once votos para cristalizar los sueños electorales de un gobernador desesperado porque las cosas no le salen ni aquí ni en China.

Miguel Ángel debe de aceptar que urge recomponer el tejido social antes de que al pueblo veracruzano se lo lleve la fregada por tanta crisis económica, tanto desempleo y tanta violencia.

NO MARCHEN

Tocan tambores de guerra en el municipio de Boca del Río. Se confirma: Fidel Kuri Grajales, quien con su equipo de futbol Tiburones Rojos del Veracruz reúne cada 15 días, en el Estadio Luis Pirata de la Fuente, a más de 20 mil almas, va en busca de la alcaldía de ese municipio hoy en manos del PAN, en manos del hijo del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, Miguel Ángel Yunes Márquez, quien imitando al papá se ha enfrascado en un pleito de pago de impuestos con el empresario del futbol y diputado federal, a partir de mañana con licencia, que le hará la vida de cuadritos, porque en caso de que Kuri gane la municipal, le va a buscar pies y manos al junior panista. Esto se pone más que bueno para las votaciones del próximo 4 de junio… ¿Ya se daría cuenta Renatito que no está a la altura de las circunstancias del debate como oposición al gobierno? Le falta por lo menos un cono de huevos para enfrentar al inquilino principal de Palacio de Gobierno. Urge que en el PRI haya un dirigente con agallas y con buen discurso, el del señor “manos limpias” es demasiado tibio… La empresa Telever continúa con la tijera afilada. Acaba de realizar otro recorte de personal y se contempla que para fin de año, o antes, baje la cortina dejando únicamente dos corresponsales para la barra de noticieros del Canal de las Estrellas, uno en Xalapa y otro en el puerto de Veracruz. La crisis por la deuda que dejó Duarte con la televisora del puerto suma 85 millones de pesos. Los grande monopolios de comunicación también padecen crisis. Nadie se ha ocupado de este gremio, pero es la peor de las crisis que se ha enfrentado. A la fecha suman cientos de reporteros, camarógrafos y editores en el desempleo… Réplica del jefe Jesús Mancha, como dirigente estatal del PAN, no le queda de otra que respaldar lo que ordene su jefe, así que cito a conferencia de prensa para matarle una gallina a Ricardo García Guzmán, a quien le van a construir un monumento a la honestidad y la transparencia como colaborador cercano del prófugo Javier Duarte de Ochoa. De un plumazo le borraron la acusación aquella de Miguel Ángel Yunes Linare, de que era el jefe de la mafia en el norte del estado. “Ñoño” va a por Pánuco, con todo el billete del PAN y de Miguel. Otro que también es bien arropado por los azules es David Velasco Chedraui, a quien la familia lo quiere ver como alcalde de Xalapa para que le otorgue a los tíos Alfredo y Toño todos los permisos para abrir más Súper Che. La familia está de acuerdo con el “Vicho”… Nos vemos mañana

 


Página Principal

Artículos Anteriores