AÑO 17 VOLUMEN 4493

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

 

En Reunión Privada Luis Ángel Exigió a
Colaboradores que "aguantaran" embates de FGE

Los Editores.com

Xalapa, Ver.- Una reunión entre Luis Ángel Bravo Contreras y algunos ex colaboradores de la Fiscalía General del Estado (FGE) en el rancho del exfiscal, marcó el fin del pacto que tácitamente habrían acordado a su paso por el organismo, para encubrir las desapariciones forzadas.

De acuerdo con las indagatorias que se llevan a cabo por la FGE, está documentada una reunión ocurrida hace poco más de un mes en "El Gavilán", rancho por el que Bravo Contreras pagó 14 millones de pesos, donde llegaron varios excolaboradores.

En el rancho, ubicado en la carretera La Tinaja-Córdoba, muy cerca de la comunidad Mata Tenatito, se dieron cita María del Rosario Zamora González, exfiscal de Investigaciones Ministeriales; Gerardo Mantecón Rojo, exoficial mayor de la FGE; Crosby González Montiel, exfiscal de Delitos Cometidos por Servidores Públicos; Omar Zúñiga Adán, exvocero del Fiscal General.

Así como Alejandro Dávila Vera, exfiscal Regional Córdoba; Enoc Maldonado Caraza, exsecretario técnico del Fiscal General y extitular de investigaciones ministeriales; Alberto Linares Vernet, exfiscal Regional Veracruz y María Aurea Cortés García exfiscal Especializada en Personas Desaparecidas.

Las indagatorias de las autoridades indican que el motivo de la reunión fue para hablar de la entonces reciente detención del exdirector de Servicios Periciales, Gilberto Aguirre Garza, apresado el pasado 3 de abril.

Ahí, Luis Ángel Bravo incluso preparó un lechón a las brasas para sus invitados, para luego urgirles a todos la necesidad de pedir a Gilberto Aguirre, a través de su familia, "que aguantara".

El exfiscal, hoy prófugo de la justicia soltó la indicación: los presentes deberían buscar a la familia de Aguirre Garza, decirle que debía aguantar, que el vería la manera de ayudarle para que estuviera más cómodo en prisión y lograr su libertad pronto.

Luis Ángel les recordó que todos sabían lo que había ocurrido, que todos estaban "en el mismo barco" porque todos hicieron lo que Arturo Bermúdez Zurita y Javier Duarte de Ochoa -ex secretario de Seguridad Pública y exgobernador- les pidieron.

El prófugo no omitió recordarles que el trabajo era evitar que el tema de la Barranca de la Aurora fuera otro escándalo igual o peor que Tierra Blanca, suscitado unos días antes del hallazgo de los cuerpos.

Insistió que debían aguantar y cerrar filas, que tuvieran en mente "que si caía uno, caerían todos”.

Tras un silencio en la mesa, los primeros en hablar fueron Gerardo Mantecón y Omar Zúñiga, quienes dijeron que ellos no habían participado en nada de lo que estaba reprochando Bravo Contreras.

Otros por su parte, hablaron cuanto pudieron en contra de Javier Duarte de Ochoa, preso actualmente en el Reclusorio Norte.

Hoy se sabe que ya no hubo tiempo de buscar a la familia Aguirre Garza, pues a los pocos días de la reunión fue detenida Rosario Zamora y desde hace unos días Luis Ángel Bravo es considerado prófugo de la justicia.

También se sabe que sobre él y todos quienes estuvieron en esa reunión, pesan señalamientos directos, documentos, fotografías y demás pruebas que confirman su participación en el delito de desaparición forzada en la modalidad de ocultamiento de restos para provocar la no identificación de los mismos por la autoridad.

Una versión acusa a Luis Ángel Bravo de traidor "porque él solo está viendo por su persona", pues sabía que se les vendría encima el aparato de procuración de justicia del Estado de Veracruz y no se los advirtió a sus cómplices: "el prefirió solo poner tierra de por medio y dejar a los demás al alcance del fiscal Winckler".

Además, se recriminó que Bravo Contreras es capaz de señalar como responsables de los hechos a sus invitados, "con tal de salvar su pellejo"; sin embargo, sus colaboradores están dispuestos a declarar en su contra y por ahora solo esperan que Luis Ángel Bravo cuente a las autoridades quien le dio la orden a él.