AÑO 11 VOLUMEN 3845

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

Otra encuesta con desventaja

J.M Pasado

* Le filtran las reales a Héctor

* Manlio, no me ayudes compadre

En el cuarto de guerra de Héctor Yunes Landa, candidato del PRI a la Gubernatura de Veracruz, no saben qué hacer con las encuestas divulgadas esta semana que lo ponen en desventaja frente a su primo hermano Miguel Ángel Yunes Linares de la alianza PAN-PRD.

Sin un análisis frío de los números ni cálculo de las repercusiones mediáticas, el propio abanderado priista desmintió con mucha ligereza la medición de preferencia electoral del diario El Financiero publicada el lunes.

Está manipulada, no reflejan la realidad de la intención del voto y los negativos de Javier Duarte no los cargo yo, habría dicho Yunes Landa a algunos de sus estrategas que le recomendaron minimizar públicamente la encuesta con esos mismos argumentos.

Las repercusiones fueron tan desastrosas que provocaron que otros medios apresuraran la divulgación de sus propias mediciones.

Por ejemplo, Grupo Imagen de Olegario Vázquez Aldir —que aglutina prensa, radio y televisión— anticipó su primer encuesta sobre la elección en Veracruz.

En sus noticiarios de Imagen Informativa y en el diario Excélsior lanzaron los resultados levantados por la casa encuestadora Estadística Aplicada.

Los números deben, al menos, inquietar al PRI y a su candidato: Miguel Ángel Yunes encabeza las preferencias electorales con 38 por ciento en la intención de voto, seguido de Héctor Yunes (29 por ciento) y Cuitláhuac García (24 por ciento) de Morena.

Se trata de una segunda encuesta que en cosa de cinco días pone en segundo lugar, por debajo de 8 y 9 puntos, al abanderado priista.

Si esto no provoca una sacudida al propio Héctor Yunes, al PRI estatal y nacional y al gobernador Javier Duarte —con todo y la distancia que mantiene con el candidato y el proceso electoral—, lo que ocurrirá será su inminente descalabro, sea ante Yunes Linares o ante el mismo Cuitláhuac García que como se nota va a seguir creciendo.

La campaña lleva 14 días. Deslegitimar cualquier medición no ayuda en nada. Más bien se debe recomponer el escenario, pues lo que tiene aún el proceso electoral de Veracruz es tiempo.

ESQUIZOFRENIA Y PARANOIA

El jueves escribimos, a propósito de un tema poco grato, de esquizofrenia y paranoia. Ahora abundamos sobre los casos.

La esquizofrenia es una enfermedad mental que dificulta diferenciar lo que es real de lo que no lo es.

También dificulta pensar con claridad, tener respuestas emocionales normales y comportarnos normalmente en ambientes sociales.

Dificulta tener amigos y trabajar y causa episodios de ansiedad, depresión, irritabilidad y tensión, concentrarnos y conciliar el sueño.

La paranoia, ahora aludida como trastorno delirante, afecta a personas aparentemente funcionales, pero con comportamiento extraño por su narcisismo, frustraciones y baja autoestima.

Los paranoicos tienden a atribuir a otros –es decir, a proyectar— sus propios impulsos, malas intenciones y fracasos, inaceptables e insoportables en ellos mismos.

Padecen la sensación de ser perseguidos por fuerzas incontrolables para impedirles que cumplan la alta misión que en su opinión les ha sido conferida. Paranoicos típicos son dictadores, tiranías y criminales.

Es tiempo ya de que las autoridades electorales sean facultadas para pedir estudios psicológicos a los candidatos a puestos públicos, como ya se hace en empresas y universidades privadas, cuerpos de seguridad y líneas de aviación.
¿No ve usted los síntomas descritos en algún conocido, cercano o lejano?

Esos males, de origen presumiblemente congénito, no son extirpados con facilidad, por lo que quienes los padecen, científicamente probado, suelen ser segregados de la vida social y, por supuesto, de las responsabilidades mayores.
Nos gustaría conocer las opiniones de candidatos, partidos y ciudadanos. Nuestros reporteros se las pedirán desde ahora. Gracias por su colaboración.
Por supuesto, esta propuesta no lleva dedicatoria. En serio.

NO MARCHEN

Sobre las encuestas, no tardó el candidato del PRI, Héctor Yunes Landa, en advertir que él encabeza la preferencia electoral según el cruce de los resultados de varias de éstas que el mismo Partido Acción Nacional (PAN) realiza cada mes. Aventaja, dice él, por 6.7 puntos porcentuales. “Levantan cada mes encuestas, las cruzan y sacan los promedios; con base en ellas, estamos arriba por muchos puntos, 6.7 para ser exactos, me lo han confirmado senadores amigos míos e incluso un gobernador de ese partido”. Cada quien sus números, pues... Upsssssss. Alguien debería salir a explicar lo que Manlio quiso decir. Y es que el líder nacional del PRI, Beltrones Rivera, medio tropezó verbalmente durante un seminario político en el ITAM, en donde afirmó —respecto a Miguel Ángel Yunes Linares— que “en Veracruz el candidato más limpio de todos es el candidato del PRI. El PAN y el PRD postulan a un candidato con un negro historial. Y cuando los escucho que ellos dicen que traen al mejor candidato, será para robarse hasta lo poco que quedó”. Con alguien quedó mal el líder nacional del PRI... Nos vemos mañana.


 


Página Principal

Artículos Anteriores