AÑO 17 VOLUMEN 4131

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Los Políticos

Sergio y Ricardo

Salvador Muñoz

Si usted fuera presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, pero además, cabeza de manada de la bancada panista, y sabiendo que al día siguiente se fuera a votar la reestructuración de la deuda que propuso Miguel Ángel Yunes Linares ¿qué haría la tarde-noche previa?

Posibles respuestas:

A) Cabildear con los jefes de bancada de Morena y PRI

B) Cabildear con algunos diputados de oposición en cortito...

C) Llevarse a su bancada a echar cascarita de Fut 7 en las canchas de El Pedregal, en Las Ánimas.

En los dos primeros casos, no hay testimonio de que así haya sido, En el último, sólo se tiene el comentario que antes de la sesión del Martes Negro hiciera el mismo Sergio Hernández, de que estaba envarado…

¿Qué orilló a la confianza? En plática que sostuvo con Pepe Mancha, le habría asegurado que la reestructuración iba y salía. Mismo tenor, comentan, habría escuchado el Gobernador.

Por eso, cuando la tarde del Martes Negro Sergio Hernández veía desde su curul el tablero de los votos, el rictus de su rostro era el reflejo perfecto del dolor de estar perdiendo la aprobación de la reestructuración de la deuda… ojalá y al menos, su bancada haya ganado en la cascarita de Fut 7.

II

Muy aparte de los nuevos delitos que le imputan a Flavino Ríos Alvarado, los que le achacan por abuso de autoridad, encubrimiento y tráfico de influencias que se traducen en “haber prestado un helicóptero”, no tanto a “haber ayudado a fugarse a Javier Duarte de Ochoa”, tienen más sentido mediático sin que por ello pierda su sentido jurídico.

Me explico: Es claro que Flavino cometió el mismo delito que cometen muchas autoridades como el hacer uso de recursos públicos para asuntos netamente privados o particulares, como cuando se habló del “Helicóptero del amor” de Fidel Herrera o del “Helicóptero de las tortas de La Rielera” de Javier Duarte. El pecado (o delito) de Flavino Ríos se concentra simplemente en “una cortesía” para un Gobernador con Licencia que abusó de la confianza de un político al que engañó como a un chino.

III

Por cierto, en la relatoría de esta “fuga en helicóptero” (que hace recordar a otros bandidos como Alfredo Ríos Galeana, quien se peló en similar vehículo del penal de Santa Martha), surge el nombre de Ricardo Casanova Morales, quien trabajó en la dirección de Aeronáutica desde el gobierno de Fidel Herrera, colaborador cercano al titular Alejandro Sánchez, y vinculado a Gina Domínguez, por haberlo nombrado presidente de la Fundación Colosio Xalapa.

El trabajo de Casanova Morales en Aeronáutica, comentan, era preparar los vuelos privados y las bitácoras de los funcionarios duartistas, algo así como Logística. Lo señalan por ser quien recibió la instrucción de “prestar” el helicóptero por parte de Flavino Ríos y de recibir una llamada de Javier Duarte para que lo pusiera en el Agrocentro el día en que “se dio a la fuga”.

¿Y por qué los reflectores se posan sobre Ricardo Casanova? A lo mejor por su origen: Es hijo de Juan Manuel Casanova Meraz, quien fue Fiscal Visitador durante el sexenio de Javier Duarte, y con Fidel Herrera, director general de Vinculación Institucional y Asuntos Internos de la secretaría de Seguridad Pública. Actualmente, don Juan Manuel es candidato de Morena por la alcaldía de Tempoal. Ricardo es secretario privado del presidente del PRI estatal, Renato Alarcón y por si fuera poco, es sobrino de Hugo Meraz, el de las Finanzas del PRI estatal.

El caso de Ricardo es curioso… ante una instrucción del Gobernador interino, ¿cómo decirle que “No”? aunque bien pudo decirle “No” al Gobernador con licencia cuando le pidió el helicóptero en el Agrocentro… claro, si esa versión es cierta.


smcainito@gmail.com

Página Principal

Ediciones Anteriores
15 de Marzo 2017
Yunes y la deuda
10 de Marzo 2017
Los otros prófugos
9 de Marzo 2017
Los otros prófugos
7 de Marzo 2017
De la UV a la alcaldía
3 de Marzo 2017
La burla de los partidos
2 de Marzo 2017
El Proyecto Peje
28 de Febrero 2017
Ana Miriam
27 de Febrero 2017
La candidata por Orizaba
25 de Febrero 2017
Fidel Kuri: PRI y PVEM
24 de Febrero 2017
Ana Miriam y Vicho
23 de Febrero 2017
Renato y Ledezma,
en la mira
22 de Febrero 2017
Diputados y licencias
20 de Febrero 2017
Del PRI al DIF
16 de Febrero 2017
Aspirantes y transparencia
15 de Febrero 2017
Ursus Alcántara
13 de Febrero 2017
¡Llaman al concuño!
10 de Febrero 2017
Percepción de seguridad
8 de Febrero 2017
Las Quimeras del Reportero
7 de Febrero 2017
Pierde 22 mdp Yunes
6 de Febrero 2017
Dipu-datos
3 de Febrero 2017
Terrorismo laboral
2 de Febrero 2017
Tlacotalpan
1 de Febrero 2017
Tomás, Winckler y Yayo
30 de Enero 2017
Los pasos de Renato
26 de Enero 2017
Cacicazgos
24 de Enero 2017
Fidel, Tony y Boca
23 de Enero 2017
Fidel y Miguel
20 de Enero 2017
Emilia e Ivonne
19 de Enero 2017
Burros, Vacas y Gallos
16 de Enero 2017
PRI… ¿fuera de coma?
13 de Enero 2017
Aspiraciones muertas
9 de Enero 2017
La petición de Amadeo
3 de Enero 2017
Ver arder a Veracruz
30 de Diciembre 2016
El Fiscal y el Verdugo
27 de Diciembre 2016
Los despedidos
23 de Diciembre 2016
Los gallitos del Congreso
22 de Diciembre 2016
La promesa vial de Yunes
21 de Diciembre 2016
¿Y si gana Lorena?
20 de Diciembre 2016
Miver
19 de Diciembre 2016
El gobierno del Cambio
15 de Diciembre 2016
La comunión del III Informe
14 de Diciembre 2016
En la mesa con Dunyaska
13 de Diciembre 2016
Yunes: Justos por pecadores
12 de Diciembre 2016
El último Procurador
9 de Diciembre 2016
Las notarías desmenuzadas
8 de Diciembre 2016
¡Que se quede Amadeo!
7 de Diciembre 2016
El feis de Duarte
6 de Diciembre 2016
La oposición en el Congreso
5 de Diciembre 2016
La confianza en Yunes
1 de Diciembre 2016
El perfil del Gabinete
29 de Noviembre 2016
El “pero” a Winckler
28 de Noviembre 2016
Osiel, la estela de Duarte
24 de Noviembre 2016
Los dos caminos de Sedesol
23 de Noviembre 2016
Opacidad
22 de Noviembre 2016
Lujo
21 de Noviembre 2016
De Javier a Lisandro
19 de Noviembre 2016
¡Que viva la novia!
18 de Noviembre 2016
Diputados “caciques”
17 de Noviembre 2016
Tony Macías, “la víctima”
14 de Noviembre 2016
Natalia, CNC, MAYL y Mancha
10 de Noviembre 2016
Trump y el 2018
7 de Noviembre 2016
Franco y su Dulce jugada
5 de Noviembre 2016
La promesa de Daniela
4 de Noviembre 2016
La frialdad de EPN
3 de Noviembre 2016
¡Tronaron Sefiplan!
2 de Noviembre 2016
Los abuelos Tony y Yazmín
1 de Noviembre 2016
MAYL, Chiquiyunes y Américo
31 de Octubre 2016
La toma de Palacio
27 de Octubre 2016
Tres por el PVEM
26 de Octubre 2016
Rogelio y los floreados
25 de Octubre 2016
La telenovela Duarte
20 de Octubre 2016
La promesa de Yunes
19 de Octubre 2016
La herencia de Callejas
18 de Octubre 2016
Los retos de Ochoa Reza
17 de Octubre 2016
Flavino, el último relevo
14 de Octubre 2016
Cuarentena
13 de Octubre 2016
Yunes reta a Los Pinos
12 de Octubre 2016
“PRD”, respondón
10 de Octubre 2016
El Innombrable
30 de Septiembre 2016
“¡Lo acabo de ver!”
29 de Septiembre 2016
Las vidas de Duarte
28 de Septiembre 2016
El primer priista en Veracruz
27 de Septiembre 2016
Héctor, Pepe y el PRI
26 de Septiembre 2016
La roja a Duarte
23 de Septiembre 2016
Zarrabal, Vicho y Justo
22 de Septiembre 2016
El juicio de Duarte
21 de Septiembre 2016
La hipótesis del Fiscal
20 de Septiembre 2016
Los escenarios para MAYL
19 de Septiembre 2016
¡Bienvenida las traiciones!
16 de Septiembre 2016
Mensaje a Erick…
¿del Góber?
14 de Septiembre 2016
Generación Revolucionaria
12 de Septiembre 2016
Don Justo
9 de Septiembre 2016
Crisis en el Jarocho Power
7 de Septiembre 2016
Los Yunes y los retenes
6 de Septiembre 2016
Querer Veracruz
5 de Septiembre 2016
Entre mujeres
2 de Septiembre 2016
Fernando y Domingo
1 de Septiembre 2016
Luis Ángel y Winckler