AÑO 11 VOLUMEN 4057

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

Un saco a la medida

J.M Pasado

Para los ciudadanos, el gobernador es ahora eso, el que gobierna, no el adversario, y esperamos que se conduzca con dignidad y hasta con magnanimidad, sobre todo cuando su oficio ha sido, y es, ser político, es decir, un conciliador, un constructor de consensos, un sumador de voluntades, no un remachador de diferencias, un abusivo del poder. Ellos también pierden cuando marcan la distancia. Además, su término es de 6 años, o de 2, como ahora es el caso.
Invariablemente, todos los nuevos jefes de Gobierno, en cualquier nivel que éste sea, cumplen el ritual de decir que las elecciones quedaron atrás y que ahora ellos quedan obligados a gobernar para todos, pues para eso se les elige.

Y no.

Aunque es entendible que gobiernen con sus partidarios, aliados y equipos permanentes, probados en su lealtad, eficiencia y honestidad, por lo menos, muestran a veces una deplorable faceta de rencor y una actitud patrimonialista si asumen el poder como si fuera de su propiedad particular, y no admiten ni en la periferia del aparato administrativo a quienes, con todo derecho, han actuado con independencia política o han criticado alguna de sus acciones o conductas en el pasado.

Como decía Manuel Buendía: el que no quiera ser golpeado que no se suba al ring.

Para los ciudadanos, el gobernador es ahora eso, el que gobierna, no el adversario, y esperamos que se conduzca con dignidad y hasta con magnanimidad, sobre todo cuando su oficio ha sido, y es, ser político, es decir, un conciliador, un constructor de consensos, un sumador de voluntades, no un remachador de diferencias, un abusivo del poder. Ellos también pierden cuando marcan la distancia. Además, su término es de 6 años, o de 2, como ahora es el caso.

La buena relación es un camino de dos vías, de ida y vuelta.

DUARTE, SE ESCAPÓ

Se los dije, Javier Duarte de Ochoa, iba a celebrar la Navidad y el Año Nuevo, en completa libertad, en compañía de su familia, riéndose de que ha sido más astuto que la misma Procuraduría General de la República (PGR).

El prófugo gobernador debe de estar en algún lugar de España, disfrutando de un Vega Sicilia cosecha única, con una dotación de fino jamón serrano, con unas tapas y disfrutando de lo que robó al pueblo veracruzano. 

“El señor Javier Duarte de Ochoa se encuentra fuera del país atendiendo diversas cuestiones, es cierto, razón por la cual mi representado no puede comparecer de manera personal”, dice el escrito citado por Reforma, y que se encuentra en el expediente 912/2016 que presentó su defensa, Juan Carlos Cajigas Lozano.

Así que Duarte, el gobernador come pizzas anda fuera del país desde principios de noviembre y será difícil que le echen el guante tomando en cuenta que ni siquiera hay ficha roja para buscarlo en otros país.

Es tanta la desfachatez que ya sea para el 24 de diciembre o bien para el último día del año, 31 de diciembre, Duarte y Karime, la pasen en compañía del selecto equipo de colaboradores que lo ayudaron a dejar las arcas vacías del estado veracruzano.

Ahora bien, vale preguntar. ¿Si Duarte salió del país desde principios de noviembre,
quién mandó entonces el oficio al Congreso para que el gordo regresara a la gubernatura?.

NO MARCHEN

Las buenas noticias.- El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, anunció que solventarán los compromisos de diciembre, que no son pocos. Lo hará con el apoyo del gobierno federal y un préstamo a corto plazo, pagadero antes de concluir sus dos años de mandato. Hablamos que para cerrar 2016, se requieren de 7 mil millones de pesos, por lo que el mismo Yunes, diseñó un calendario de pagos que finalizarán el próximo 5 de diciembre, en los que se incluyen a jubilados, maestros, pensionados y por supuesto a la burocracia estatal. Así que a pesar de los malos augurios de los duartistas, de que no saldría a flote, le hicieron lo que el viento a Juárez, aunque por supuesto, el reto de superar la crisis es gigantesco…La zona de la Central de Abasto Xalapa, ha venido teniendo una intensa actividad económica, sobre todo en temporada de fin de año, sin embargo en nada ayuda la deteriorada carpeta asfáltica que padece la terrible enfermedad del bache que hace ahuyentar a los potenciales clientes que en gran medida son los que sostienen el comercio y las fuentes de empleo. Se vale que las autoridades municipales tanto de Xalapa como de Emiliano Zapata, y hasta, las estatales, le echen montón para reparar lo que hoy representa una gama de caminos plagados de hoyos y lodo…Hasta lo que no comen les hace daño. Si los legisladores locales quisieron agasajar a los periodistas con fajas de billetes de 2 mil pesos, botellitas de vino y ipads, es muy su cuete. En tiempos de profundas crisis, lo que recibieron los tundeteclas sabe a gloria y no significa que por eso se hayan entregado al mejor postor. Los criticones hablan de que son tiempos de austeridad, pero no hablan de que son también tiempos difíciles para el gremio. Superen sus traumas…¿Quién es el ex funcionario del gabinete de seguridad que se construye casita de varios miles de millones de pesos? Es el mismo que entregó otra costosa residencia a su ex mujer y posee un lujoso departamento, además de otros bienes en la Ciudad de México. Cuando llegó a Xalapa, no tenía ni en qué caerse muerto, le bastaron seis años para amacizar una buena fortuna como para vivir en el retiro sin problema…No que no.- Aunque lo haya negado una y mil veces, el Chino de Minatitlán, sí ayudó a escapar a Javier Duarte de Ochoa, el mismo que ahora goza de cabal protección en alguna parte del extranjero. Sospechan que anda por Barcelona disfrutando de la buena vida. Con eso de que se sentía español, no se duda de que se haya instalado en alguna ciudad de ese país del viejo continente al lado de su gran maestro…Nos vemos mañana

 


Página Principal

Artículos Anteriores