AÑO 10 VOLUMEN 3745
NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

PLANA MAYOR

Gaudencio García Rivera

  • ¡Albazos en puerta!

Qué curioso. Dentro de los altos círculos del poder público la sociedad está curada de los albazos. Los proyectos de ley del Tlatoani, que  a menudo suele ser unilaterales, controvertidos y asimétricos, avalados por la maquinaria legislativa mayoritaria del PRI, se ejecutan pese a quién le pese, le guste o no a la  diezmada oposición y a sus detractores.

Los mandantes nos hemos acostumbrado que la cleptocracia y la partidocracia  a punta del puño autoritario o de la sublime o abierta cooptación, las leyes entran por qué entran. No importa que la sociedad o los ciudadanos de a pie provoquen un pandemónium por la aviesa forma y fondo del contenido de los proyectos de ley y de la abyecta sumisión del Poder Legislativo.

Todas las iniciativas que ha enviado el Tlatoani han sido aprobadas por abrumada mayoría priista y sus satélites de la LXIII Legislatura local. Han sido trajes a la medida. No hay de qué preocuparse. No hay riesgos ni habrá un juicio político ni para el Tlatoani, ni para sus subalternos. Sólo el Congreso de la Unión podría plantearlo y desaforarlo. Pero ni por asomo.

Lo que sí es una paradoja. Los albazos,  madruguetes  o imposiciones del primer círculo del poder público, han funcionado como el sueño de la autocracia ideal para la clase política gobernante. Pero cuando los albazos provienen de quienes no son los favoritos para suceder al Tlatoani, pegan al grito al cielo y se desgarran la vestidura por invocar la democracia dirigida, a modo pues.

Es obvio, evidente que el CEN del PRI y  Los Pinos, no han emitido todavía señales de humo blanco para determinar quién de los punteros o el delfín, no delfines del Tlatoani será el candidato a la gubernatura de Veracruz para el bienio del 2016/18. Según el calendario oficial del PRI, Veracruz estará corriéndose el velo sucesorio para la tercera semana de enero del 2016.

No antes porque hay otros estados donde se viene ventilando la sucesión gubernamental. Y sólo se están manejando ternas, no quintetas, ni sextetas. Así que es muy remoto que se vayan a incluir los otros delfines del Tlatoani: Adolfo Mota Hernández, Érick Lagos Hernández o Jorge Carvallo Delfín. Y por supuesto, que se posesionen del imaginario colectivo de los priistas. 

La última palabra la tendrán en Los Pinos, por mucho que se elucubren  entelequias o medias verdades. Por segunda ocasión el juego sucesorio de Veracruz se decidirá entre tres aspirantes, como es público. Los senadores priistas Héctor Yunes Landa, José Yunes Zorrilla y el dirigente estatal del PRI, Alberto Silva Ramos, delfín del Tlatoani, quien entró al convite como calzador.

Héctor Yunes, de acuerdo con el CEN del PRI, es el aspirante mejor posesionado y experimentado en el estado, seguido de José Yunes y muy hasta atrás, figura Alberto Silva. Sólo un tsunami político o un manotazo cleptócrata podría quitar el privilegio de ser el candidato a Héctor, como ocurrió exactamente hace 5 años, en el 2010, cuando el defenestrado entonces gobernador Fidel Herrera le aplicó la “voladora” al hoy senador choleño.

En el 2004 el hándicap sucesorio de Miguel Alemán Velasco el abanico se componía de 10 aspirantes, la mayoría delfines de Alemán, pero por gajes del oficio político el exgobernador y empresario tuvo que decidir por Fidel Herrera Beltrán como su sucesor. Aunque más tarde se lamentaría por haber favorecido al tribuno de Nopaltepec y se daría de topes, por su burda ambición por el dinero fácil y los negocios extralegales.

En el 2010 fueron cuatro los aspirantes que se disputaban la candidatura para suceder a Fidel Herrera. Javier Duarte, Ranulfo Márquez Hernández, Héctor Yunes Landa y José Yunes Zorrilla. En el rejuego sucesorio se quedaron Javier Duarte y Héctor Yunes. El mejor posesionado era Héctor, pero el favorito de Fidel era y fue Javier. En Los Pinos gobernaba el PAN con Felipe Calderón. Fidel se convirtió  en el dedo elector, sin contrapeso de Los Pinos.

Hoy, el epílogo es distinto. En Los Pinos gobierna un priista y la sucesión en Veracruz la decidirá Peña Nieto. No hay que hacerse bolas, ni hacer iris. Las aguas brumosas del océano político de Veracruz están bajo control. Por qué tanta paranoia con el albazo de Héctor Yunes del viernes 18.

Lo mismo sucedió con Alberto Silva después del día 10 de noviembre, tras la visita presidencial a Coatepec con las declaraciones del Tlatoani perfilando al tuxpeño y luego con el Consejo Político Estatal del PRI del sábado 12 en Veracruz. Los punteros naturales soportaron la guerra mediática del lodo y no pusieron el grito al cielo. Los albazos formante parte del folclor. ¡No hay que pecar de ingenuos!
Se antoja difícil aunque no imposible que surja entre bastidores el “caballo negro” en el juego sucesorio. Pero si esto ocurriese cambiaría el paradigma político en Veracruz. Pero cómo está el escenario erosionado en la entidad se requiere un político experimentado, pragmático y que conozca como la palma de su mano el intríngulis político. ¡Hay que estar listos! Comentarios a gau41@hotmail.com
                                               --oo0oo--            

Página Principal

Ediciones Anteriores
14-Diciembre-2015
Los Mass Media y el
poder público
4-Diciembre-2015
¿Estado prospero o polvorín?
27-Noviembre-2015
¿Pactos de unidad
en San Julián?
23-Noviembre-2015
El juego perverso
de la deuda de la UV
10-Noviembre-2015
Silva: el beato de
la moral, exorciza
31-Octubre-2015
El Poder Judicial:
barbas a remojar
26-Octubre-2015
Veracruz pierde la brújula
13-Octubre-2015
Duarte, sacudido por la prensa Rehúye Pavón a la defensa
24-Agosto-2015
Periodistas: mal pagados y reprimidos
8-Agosto-2015
El juego perverso de la sucesión
1-Agosto-2015
El Veracruz de carne y hueso
20-Julio-2015
Pelegrín, cae en
el síndrome del Sísifo
11-Julio-2015
Doctrina permite
llamarlas “epidemia”
07-Julio-2015
• Clérigo polemiza con “madres solteras” (I parte)

06-Julio-2015
Duarte reconviene a “narcorreporteros”

3-Julio-2015
Ley de Tránsito
criminaliza en Veracruz
22-Junio-2015
Rehúye rectora
de la UV debate
8-Junio-2015
La sombra del crimen organizado
4-Junio-2015
Diputados paternalistas
con Tronco
27-Mayo-2015
Resurgimiento de la narcoviolencia
16-Abril-2015
Alcalde de Coatepec,
en el banquillo
27-Abril-2015
Yunes Landa:
¿Aplacado y alineado?
14-Abril-2015
¿Vacíos de la nueva
Ley de Tránsito?
18-Marzo-2015
¿Un gobernador incomprendido?
9-Marzo-2015
Alfredo ratificado, a pesar de los mentís
21-Febrero-2015
Veracruz no es “violento”, Herrera
26-Enero-2015
Crédito a JDO para reducir estacionalidad
22-Diciembre-2014
Benítez: el Sector Salud desmadejado
6-Diciembre-2014
Cerrará JDO con
broche de oro
22-Noviembre-2014
No hay “toque de
queda” en Veracruz
18-Noviembre-2014
Américo entrega obras defectuosas
12-Noviembre-2014
Luces por la justa deportiva 
10-Noviembre-2014
Veracruz en la óptica extranjera
4-Noviembre-2014
Veracruz no sólo es inseguridad: Duarte
27-Octubre-2014
Indígenas de Zongolica:
una lección
7-Octubre-2014
¿ Michoacanizar a Veracruz?
8-Septiembre-2014
El clero, protege a Lobo Siberiano 
1-Septiembre-2014
Landa: imparable por la gubernatura
25-Agosto-2014
La SSP ejerce una doble moral pública 
18-Agosto-2014
Escaramuza entre
la SHCP y Sefiplan
2-Agosto-2014
¿Madero, aliado de Linares para el 2016?
29-Julio-2014
El fundamentalista
del PAN al choque
22-Julio-2014
Cacicazgos protegidos
por la cúpula
8-Julio-2014
¿Justa deportiva
en tiempo y forma?