AÑO 11 VOLUMEN 4031

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

El PRI, de Dientes para Afuera

J.M Pasado

No es cábula. El Partido Revolucionario Institucional lleva todas las de perder en las elecciones municipales del 2017 y sin duda para el 2018, donde se juega otra vez la gubernatura de Veracruz.
* Miguel Ángel, con la mesa puesta
* Erick Lagos, lo acusan en las redes

No es cábula. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) lleva todas las de perder en las elecciones municipales del 2017 y sin duda para el 2018, donde se juega otra vez la gubernatura de Veracruz, todo gracias al llamado señor ladrón de Javier Duarte, de quien se sospecha anda por la tierra que gobierna el hombrecito de costumbres muy finas Manuel Velasco Coello.

Recientemente el CEN del PRI acaba de ratificar al notario Felipe Amadeo Flores Espinosa como dirigente estatal del tricolor. Nada más y nada menos que sobre el también exprocurador general de Justicia con Duarte, pesa la derrota más dolorosa de ese partido, la gubernatura que ganó este año Miguel Ángel Yunes Linares.

Pero más allá de eso, Amadeo es un político hecho a la antigüita, pretende demostrar la unidad de ese moribundo partido con una reunión en el puerto de Veracruz, en la que aparece con el alcalde porteño Ramón Poo y el líder de Vía Veracruzana, Mario Tejeda, mejor conocido como Danny DeVito por su parecido con el actor de Hollywood, evento con el que no espanta ni al partido más jodido de los llamados satélites.

Lo que son las cosas, se supone que el PRI es el partido político que abandera las nobles causas de la clase media de este país; sin embargo, ante el ramillete de manifestaciones y reclamos de la burocracia, el magisterio, jubilados y académicos veracruzanos, ni Amadeo Flores ni los mentirosos senadores Pepe y Héctor Yunes han salido al paso para, por lo menos, solidarizarse con los afectados que dejó su miembro distinguido, líder, primer priista, el prófugo gobernador Javier Duarte, quien se llevó al baile a todos.

Creen que el pueblo es sonso y que se las va a perdonar como si nada hubiera pasado, pero no, se las van a cobrar una por una y con todas las de la ley de la justicia divina, porque en el pecado, Amadeo, Pepe, Héctor, los diputados locales y federales, y los alcaldes surgidos del tricolor, llevan la penitencia. Todos fueron cómplices de Duarte y ahora no vengan a decir que no sabían de sus pillerías.

Con qué cara el próximo candidato del PRI a la gubernatura de Veracruz le va a pedir el voto a la burocracia, al magisterio, a los académicos, a los jubilados y a los miles de proveedores que fueron timados y dejados en la completa bancarrota por el ladrón de Duarte y su pandilla.

En lo moral y en lo material la estela de daño que dejó Javier Duarte es gigante. Proveedores del gobierno que han perdido todo su patrimonio familiar, padres de familia que están al borde de ir a la cárcel por las deudas, otros que con todo el dolor de su corazón han tenido que dar de baja a sus hijos de las escuelas privadas donde cursaban su ciclo escolar, por no poder pagar las colegiaturas, personas de la tercera edad que jamás recibieron sus apoyos y que hoy sufren hambre y una falta de vivienda por culpa de Javier y Karime.

El escenario de dolor y fobia en contra de un pillo gobernador hace pensar que la mesa está puesta para que Miguel Ángel Yunes Linares (PAN-PRD), realizando un buen gobierno, capitalicen todo ese descontento que tienen en contra de Duarte y el PRI para que permanezcan en el poder por muchos sexenios.

Lo que no se le perdona a Duarte es el engaño y el haberse llevado millones de pesos junto con sus exquisitos colaboradores para la prosperidad de sus respectivas familias; sin embargo, nunca pensaron que lo robado jamás lo iban a poder disfrutar bajo el mano de la impunidad, al menos hasta ahora no se vislumbra que tengan el camino despejado, no porque la Procuraduría General de la República (PGR) ya anda tras ellos.

EL DESPRECIO AL ARTE Y LA CULTURA

La Orquesta Juvenil de las Américas, integrada por un centenar de músicos de 18 a 30 años, oriundos de 25 países del continente, se presentaba el domingo 10 de julio del 2011 en el Teatro del Estado, en Xalapa, dirigida por Carlos Miguel Prieto. La flautista Yamani Fuentes, de Tlalnehuayocan, y los violinistas Myles McKeown, de Xalapa, y Eduardo Carlos Juárez, de Altotonga, formaban parte de la sinfónica.

Era un acontecimiento relevante. La Orquesta, que ha actuado en El Vaticano, el Teatro Colón, de Buenos Aires, el Teresa Carreño, de Caracas y en otras afamadas salas, es apoyada con entusiasmo por el tenor Plácido Domingo y el director venezolano Gustavo Dudamel.

Así que el gobernador Javier Duarte anunció su propósito de asistir, acompañado de su esposa Karime y de sus hijos Javier y Carolina (Emilio aún no nacía). Pero a punto de comenzar el concierto, su secretario particular, entonces Harry Grappa, llamó al Teatro para pedir que la función se retrasara hasta que el mandatario hiciera su espectacular arribo de última hora y fuera previsiblemente recibido con una ovación.
< div="">
/> Así pasaron 40 minutos. Varios telefonemas al Palacio de Gobierno apremiando al ilustre invitado eran contestadas con un imperativo: “Hay que esperarlo”. Cuando el voluminoso funcionario hizo finalmente su aparición, junto con su familia y su ostentosa escolta, en lugar de ovación fue aturdido por una insólita y memorable rechifla, justamente merecida. Como consecuencia, Grappa fue destituido, aunque luego reapareció como secretario de Turismo.

Sin embargo, el berrinche de Duarte no terminó allí. Su tirria congénita por el arte y los músicos tuvo una agravante.

Por principio de cuentas, los trabajadores más modestos del Teatro fueron arbitrariamente removidos o despedidos y las cuotas por el uso del mismo se multiplicaron escandalosamente, de 16mil a 100 mil pesos para las escuelas de enseñanza artística, con el agravante de cobros por personal técnico, ensayos, uso del foso, iluminación, acomodadoras y taquilleras, que deben incluirse en un solo pago.

Si este abuso desorbitado puede ser rentable para el teatro comercial de cabareteras y albures, es insoportable para una institución xalapeña dedicada al arte y la cultura, sostenida por los padres de familia, especialmente cuando se trata de un teatro construido con recursos públicos para mantener la buena fama, ya muy abollada, de la Atenas Veracruzana.

Además, como suele ocurrir, a los sádicos encargados de cumplir esta serie de salvajes medidas, se les pasa la mano. El empleado administrativo Martín Viveros, que actúa como el amo del Teatro, retira la publicidad de los buenos espectáculos y ordena la taquilla que digan que ya se agotaron los boletos, salvo que reciba moche de por medio. Oprime a los trabajadores y mantiene el sitio en precarias condiciones. El mal ejemplo cunde.

NO MARCHEN

Les dieron sabadazo.-Por mapaches electorales, la Policía Federal detuvo al presidente del Patronato del Acuario de Veracruz, Anselmo Estandía Colom; a Felipe Sosa y Graciela Tejeda, ex responsables de los programas sociales de la Secretaría de Desarrollo Social estatal, hechos denunciados en el 2013 por el Partido Acción Nacional (PAN) en las elecciones municipales de ese año cuando entregaron apoyos a cambio de votos para favorecer al PRI. Se sabe que un juez giró también órdenes de aprehensión en contra del exalcalde de Boca del Río Salvador Manzur y el exsecretario de Salud Pablo Anaya, así como al exdelegado de la Sedesol federal Ranulfo Márquez. Esos personajes de la política estatal están muy ligados a Javier Duarte. Lo que se ve no se juzga y por lo visto el brazo de la justicia alcanzó a quienes son considerados “mapaches” electorales, lo que siembra un significativo precedente para que respeten la ley en tiempos de elecciones. Por cierto que la sociedad porteña, incluso la iglesia, ha metido las manos por el empresario Anselmo Estandía, quien goza de una buena reputación y quizá su único pecado fue ser el alcalde interino de Boca del Río, cuando Salvador Manzur Díaz fue llamado por Duarte a colaborar como secretario de Finanzas, en donde realizó un “papelazo” para cavar su propia tumba política…Sigue la mata dando.- Por el desvío de 2 mil 300 millones de pesos se ha girado orden de aprehensión en contra del exsecretario de Finanzas, Mauricio Audirac y del exdirector del Seguro Popular Leonel Bustos. El delito por el que se les requiere es peculado y tendrán que enfrentar a la justicia federal. Ni hablar, la mugre continúa brotando en el moribundo sexenio de Duarte… En su afánpor salvar su pellejo, la coordinadora general de Comunicación Social Irma Chesty se echó de enemigo al excoordinador de esa dependencia, Alberto “El Cindy” Silva, y a un chingo de empresarios de las comunicaciones. La experta en mantenimiento de aviones también tendrá que enfrentar a la justicia federal por empresas “fachada”. Al tiempo que esto aún no concluye…La corrupción conpatas, Ángela Soto, ya siente la frialdad y la rebeldía de su gremio que cada vez más se entera de la corrupción de la que formó parte la lideresa de los trabajadores del sector Salud bajo el cobijo de Javier Duarte y el escurridizo exsecretario de Gobierno Erick Lagos, a quien por cierto presuntamente señalan en las redes de ser el autor intelectual del crimen de un médico en la región del Papaloapan… En el Ayuntamiento de Xalapa encabezado por el alcalde Américo Zúñiga han mantenido las condiciones para la llegada de inversiones y apertura de nuevas empresas. La más reciente fue la instalación de una Bodega Aurrera por los rumbos de Casa Blanca, en donde la población es la más beneficiada con el centro comercial y en cuestiones de movilidad, pues acercándoles servicios se les facilita la vida diaria. La Bodega Aurrera fue inaugurada en los recientes días por el munícipe xalapeño que no detiene la agenda…Nos vemos mañana.

<>

 


Página Principal

Artículos Anteriores