AÑO 10 VOLUMEN 3722

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

El cochinero de Audirac

J.M Pasado

* Los gorilas de Bermúdez

* Jalón de orejas

No es poca cosa lo que reveló en su comparecencia el contralor Ricardo García Guzmán: “el exsecretario de Finanzas y excontralor Mauricio Audirac Murillo fue inhabilitado por 10 años para laborar como servidor público y sancionado con 29 millones 383 mil 981 pesos”.

Como dicen en mi pueblo: pues qué se comió este señor que junto con sus colaboradores, inhabilitados por tres años, Gabriel Arnau Tom, sobrino del propio Audirac; Érico Excelente Toledo, Carlos Aguirre Morales y un año para Guillermo Villegas, omitieron informar a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) la aplicación de los recursos federales de los ejercicios de 2008 a 2011 y que se reflejaron en las observaciones que presentó la Auditoría.

En pocas palabras, Audirac Murillo elaboró un gran cochinero y peor aún es que permitió que muchos funcionarios y exfuncionarios se despacharan con la cuchara grande, por lo que la Contraloría a cargo de García Guzmán mantiene abiertos 65 procesos administrativos disciplinarios que pueden generar, incluso, de comprobarse desvíos de recursos, hasta procedimientos legales que derivarían en cárcel.

Importante dato que dio a conocer el contralor es que será “muy complicado” para el gobierno de Veracruz solventar 3 mil 600 millones de pesos de la Cuenta Pública de 2013 a la Auditoría Superior de la Federación, por lo que es posible que terminen por reintegrarse a la Tesorería de la Federación.

Ese es otro paquetito derivado del cochinero en los años en que fungió como gobernador Fidel Herrera Beltrán.

Lo hemos dicho, el gobernador Javier Duarte de Ochoa no solo se reivindicaría con su pueblo sino que se cubriría de gloria si somete al imperio de la ley a quienes traicionaron su confianza y llenaron las cuentas bancarias personales con dinero de los veracruzanos.

Es tiempo de sacudir el árbol para que caigan las manzanas podridas, esas que no sirvieron a Veracruz, sino se sirvieron de Veracruz y de la noche a la mañana se convirtieron en potentados hombres y mujeres de negocios, de flotillas de aviones, de yates y condominios inteligentes con vista al mar.

Si en verdad Duarte pretende ganar las elecciones de 2016 y más aún imponer a su candidato, obligadamente tiene que aplicar la ley a funcionarios y exfuncionarios que llenaron la canasta familiar con millones de pesos, caso contrario, los resultados pueden ser adversos para el PRI que pone en riesgo su permanencia en el poder veracruzano.

Muchas páginas se han escrito de las 17 denuncias penales que presentó la Auditoría Superior de la Federación. Mucha saliva se ha gastado diciendo que todo fue solventado y que ahora la bola está en manos de la Fiscalía veracruzana, buena, buenísima, pero para aplicar la justicia a los enemigos políticos, no para enjuiciar a quienes violan la ley, a esos hasta se les protege.
Y vuelvo a preguntar: qué se comió Mauricio Audirac y sus colaboradores, porque el sobrino de la Flecha Murillo no da paso sin huarache, omitir información a la Auditoría Superior de la Federación debió costar muchos millones a los funcionarios y exfuncionarios que cargaron con el costal de los billetes.

Ricardo García recordó que “por eso dijimos que algunos servidores públicos le habían fallado a Veracruz y que se iban a iniciar procesos disciplinarios administrativos, que se iban a deslindar responsabilidades y hoy quiero informar que efectivamente hemos concluido la instrucción que tengo desde el primer momento al incluirme en este gobierno, que es que no haya impunidad para nadie, que se actúe conforme a lo que mandata la ley y tenemos más de 65 procesos disciplinarios abiertos, no concluidos y si en estas investigaciones concluyen que hay responsabilidad administrativa o penal para algún servidor público o exservidor público, vamos a actuar conforme a la ley y nos permite que sin importar el cargo y el nombre de los funcionarios que estén implicados en estos procesos abiertos”.

No hace falta ir muy lejos para detectar a los traidores y sacamillones de la administración actual, están a la vista de todos, presumiendo residencias, automóviles último modelo, residencias en Cancún, en Lomas de Angelópolis en Puebla y numerosos negocios al amparo de la corrupción y la impunidad. Descaradamente presumen los viajes de sus esposas con sus respectivas amigas, en avión privado, a San Antonio, Texas, pero además se ponen nerviosos cuando el avión baja a dejar a las amigas en Tamaulipas y luego emprender el vuelo para Veracruz, por el mal tiempo. Sinvergüenzas.

De qué tamaño será el pastel que se comió Audirac, insistimos, si la sanción económica alcanza los 29 millones de pesos. Vaya que si estamos hablando de millones lo que ocultó a la Auditoría Superior de la Federación.
¡Gobernador, cúbrase de gloria!

BAJAN SUELDOS EN EL GOBIERNO

El gobierno de Veracruz ha dispuesto rebaja a los sueldos de sus empleados en diferentes rangos, desde 10 por ciento hasta 40 por ciento, como por ejemplo en el Teatro del Estado. Las afanadoras vieron reducido su salario de 250 a 150 pesos. Otra conquista de su director Austin Morgan. Por supuesto, las reducciones en los salarios están prohibidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que aguanta más violaciones que una migrante centroamericana en manos de un policía de Gobernación. Pero, como no son francesas, a nadie importan.

Anteayer, domingo 22 de noviembre, se cumplieron 52 añnos del asesinato del presidente John F. Kennedy, en Dallas, Texas, tierra del vicepresidente Lyndon B. Johnson, quien lo sustituyó inmediatamente, a bordo del Air Force One que llevaba el cadáver a Washington.

El mismo domingo, día de Santa Cecilia, patrona de los músicos, el coro de 30 voces del Instituto Superior de Música, de la Secretaría de Educación de Veracruz, dirigido por la maestra cubana Adriana Sanabria, ofreció un concierto en la sala Emilio Carballido del Teatro del Estado. Sobresalió la bella voz de soprano de Emilia Esquivel Martín.

Actuaron también el quinteto Britania, que en lugar de ponerse a la altura del gran espacio artístico y cultural que los acogió, lo rebajó al nivel de un show de cabaretucho de quinta, con chistes ramplones y la Orquesta Juvenil de Xalapa, dirigida por el mediocre Antonio Tornero.

n lugar de permitir el lucimiento del coro, el quinteto y la orquesta, Tornero hizo un mazacote escandaloso de ruidos que aturdieron y arruinaron las bellas melodías de Los Beatles. Cien personas en escena para nada, pese a los repetidos aplausos exigidos por Tornero y el quinteto. Pobre Atenas Veracruzana, tan maltratada.

NO MARCHEN

Mientras el gobernador Duarte ofreció disculpas por la grotesca actuación de los elementos de Seguridad Pública hacia los reporteros que cubrían la evaluación de los maestros, el pasado fin de semana el secretario de Gobierno Flavino Ríos Alvarado prometió sancionar a elementos de la SSP que hayan agredido a reporteros y maestros. No podría ser de otra manera, hubo exceso de fuerza policiaca de las huestes de Arturo Bermúdez Zurita. Es más, la misma Fuerza Civil advirtió desde un principio a los reporteros: tenemos órdenes de partirles la madre y romper cámaras y teléfonos. Pa pinche policía represora que tenemos en la entidad... La familia está de acuerdo.- Nada, que el gobernador Javier Duarte de Ochoa respaldó la declaración del secretario de Salud, Fernando Benítez Obeso, de la dinastía Chedraui-Obeso, de que en su dependencia se hayan presentado, en tiempos de Toño Nemi, cerca de 320 denuncias penales y administrativas por negligencia, peculado y robo. El mandamás veracruzano dijo que “Nemi Dib se equivocó”. “Yo apoyo en todo lo dicho al secretario de Salud, Fernando Benítez Obeso. Toño Nemi, lo conocemos, es un hombre temperamental, está haciendo un buen papel, pero se equivocó y se lo dije porque eso me afecta a mí”. Más claro ni el agua, pues para Duarte no debe haber diferencias personales y punto, porque afectan al gabinete... Nos vemos mañana.


 


Página Principal

Artículos Anteriores