AÑO 11 VOLUMEN 3775

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

El gran reto de Yunes Landa

J.M Pasado

* El gran reto de Yunes Landa

* La propuesta

* Amadeo cerca de la silla

Héctor Yunes Landa, en unas horas precandidato del PRI a la Gubernatura de Veracruz por dos años, no la lleva fácil porque al enemigo lo tiene en casa y no será nada fácil alcanzar el triunfo ante el riesgo de que las traiciones se presenten.

Lo sabe Héctor, su contrincante a vencer no es su primo Miguel Ángel, ni tampoco la alianza PAN-PRD ni mucho menos el partido del Peje, Movimiento Regeneración Nacional (Morena). No, sus enemigos a convencer para que vayan en unidad están en el tricolor, son los mismos que hasta el final lucharon porque él no fuera el abanderado.

Pero más allá de eso, el nativo de Soledad de Doblado tiene al frente un gran reto que en un par de meses, por lo menos de aquí a las elecciones, se ve difícil y complicado de resolver, que es la descomposición del tejido social.

Yunes Landa sabe que la inseguridad y el desempleo han sido dos importantes factores para que la sociedad ya no crea en los partidos políticos y, sobre todo, en el PRI, que a través de sus gobernantes han entregado malos resultados.

Ahí están las familias que han perdido a un ser querido, que tienen desaparecidos y que la justicia ni es pronta ni es expedita porque las autoridades están coludidas con los maleantes.

Ahí está el tsunami de manifestaciones de los pensionados, jubilados, músicos, maestros, constructores, de la burocracia lacerada por el látigo del desprecio y el valemadrismo de quienes tienen que velar por los intereses de los veracruzanos.

No la tiene ni la lleva fácil don Héctor Yunes Landa, que por lo menos se está rodeando de gente que le puede sacar al buey de la barranca, como el mismo Pepe Yunes como delegado especial, don Ricardo Ahued como coordinador general de la campaña y el discreto pero eficiente Amadeo Flores Espinosa como líder estatal del PRI, políticos con los que se puede concretar y cumplen a carta cabal.

Héctor Yunes sabe que tiene que remar contracorriente, que tiene que unir para ganar porque en resumidas cuentas no es su primo Miguel Ángel ni el PAN los que le deben preocupar, sino los grupos políticos al interior del mismo instituto político que todavía no lo ven con buenos ojos para la candidatura.
Curar heridas y sumar para ganar es la misión de Héctor.

Héctor Yunes, precandidato del PRI

No hay fecha que no se cumpla ni plazo que no se venza, Héctor Yunes Landa se registró, como el precandidato, de unidad, del Partido Revolucionario Institucional.

El senador José Francisco Yunes Zorrilla fue quien presentó la precandidatura, como una muestra de la alianza tejida entre ambos personajes.

Y en su mensaje, el hoy precandidato fue contundente: hay que cambiar a Veracruz para que tenga brillo y recupere su color, una frase de esperanza a quien habita en estas tierras, que está cansada del negro que enluta a cientos de familias, de un futuro que no se ve claro.

Así, sin palabras rebuscadas pero sí con el sentir de los veracruzanos, hoy el oriundo de Soledad de Doblado ha hecho el mayor de sus compromisos en su carrera política: hay que limpiar a Veracruz.

Breve pero conciso y sin señalar nombres, Yunes Landa sentenció que si bien a él no lo mueve el odio (como a otros), tampoco le habrá de temblar la mano y subrayó que (a diferencia también de otros), no tiene en su pasado hechos que lo avergüencen, ni víctimas que lo señalen, ni riqueza que empañe el nombre que habrá de heredar a sus hijos (como otros). Por eso, dice, está limpio y listo.

Con el registro de Héctor Yunes Landa se cimbraron las estructuras, las propias y las de enfrente. Y como aspira a ser un gobernador honesto y cercano, dijo no habrá de negar la realidad, sea buena o mala, ni habrá de voltear la mirada al dolor de las personas, porque afirma ser una persona decente y honesta.

Con los tiempos ya marcados, el PRI tiene ya gallo, por lo que ahora vendrá el tejer las alianzas y esperar el banderazo de arranque a la que será la madre de todas las batallas, electoralmente hablando.

Senadores, diputados locales y federales, así como el exgobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velazco, acudieron a respaldar a su candidato del PRI.

EL MONOPOLIO DE LA VIOLENCIA LEGÍTIMA

Política es la dirección o la influencia sobre la dirección de una asociación política, es decir, ahora, de un Estado.

Todo Estado se funda en la violencia (Trotsky). La violencia no es, naturalmente, ni el medio normal ni el único medio de que el Estado se vale, pero sí es su medio específico.

Estado es aquella comunidad humana que, dentro de un territorio determinado, reclama para sí, con éxito, el monopolio de la violencia física legítima. A todas las demás asociaciones e individuos solo se les concede el derecho a la violencia física en la medida en que el Estado lo permite. El Estado es la única fuente del derecho a la violencia.

Política es, para nosotros, la aspiración a participar en el poder o a influir en la distribución del poder entre los distintos Estados o, dentro de un mismo Estado, entre los distintos grupos de hombres que lo componen.

Como todas las asociaciones políticas que lo han precedido, el Estado es una relación de dominación de hombres sobre hombres, que se sostiene por medio de la violencia legítima.

Para subsistir, por tanto, necesita que los dominados acaten la autoridad que pretenden tener quienes en ese momento dominan. ¿Cuándo y por qué hacen esto? ¿Sobre qué motivos internos de justificación y sobre qué medios externos se apoya esta dominación?

Hay tres tipos de justificaciones internas de fundamentos de la legitimidad de una dominación. En primer lugar, la legitimación del eterno ayer, de la costumbre consagrada por su inmemorial validez y por la consuetudinaria orientación de los hombres hacia su respeto. Es la legitimidad tradicional, como la que ejercían los patriarcas y los príncipes patrimoniales de viejo cuño.

En segundo término, la autoridad de la gracia (carisma) personal y extraordinaria, la entrega puramente personal y la confianza, igualmente personal, en la capacidad para las revelaciones, el heroísmo u otras cualidades de caudillo que un individuo posee. Es esta autoridad carismática la que detentaron los profetas o, en el terreno político, los jefes guerreros elegidos, los gobernantes plebiscitarios, los grandes demagogos o los jefes de los partidos políticos.

Tenemos, por último, una legitimidad basada en la legalidad, en la creencia en la validez de preceptos legales y en la competencia objetiva fundada sobre normas racionalmente creadas, es decir, en la orientación hacia la obediencia a las obligaciones legalmente establecidas; una dominación como la que ejerce el moderno servidor del Estado y todos aquellos titulares del poder que se asemejan a él.

(Fragmento de una conferencia de Max Weber ante la Asociación de Estudiantes de Munich, en el invierno de 1919, incluida en su libro El político y el cientifico).

NO MARCHEN

En cuestión de horas o días habrá de asumir la dirigencia estatal del PRI Felipe Amadeo Flores Espinosa en lugar de Alberto Silva Ramos, quien retornará a la curul federal sin deseos de participar más en el trajín político-electoral de la sucesión en Veracruz, salvo como espectador... Miguel Ángel Yunes no cambia su postura de hacer política y en su cuenta oficial de Twitter vuelve a arremeter en contra del primo Héctor: “@HectorYunes en esa ‘casa sucia’ que hoy dices que quieres limpiar has estado siempre y en silencio ¿alguien te cree?”. Ver para creer... Que el oficial mayor de la SEV, Vicente Benítez González, se perfila como candidato a la Diputación local por el distrito de Los Tuxtlas y que pronto comenzará a recibir adhesiones no solo de los sectores de su partido, el PRI, sino de los aliados Nueva Alianza (Panal), Verde Ecologista de México (PVEM), Alternativa Veracruzana (Ave) y los que se sumen. Le vienen días de intensa campaña al joven funcionario... Nos vemos mañana.


 


Página Principal

Artículos Anteriores