AÑO 17 VOLUMEN 4191

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

La Columna

-La hermana del Fiscal también está acusada

Fanny Yépez

 

-Muchos políticos tienen fama, pero muy mala
-Veracruz vive campañas tristes, desencajadas
-A 9 días de las elecciones el PRD está acabado

Ahora la hermana del Fiscal también es acusada
“Si la hermana del Fiscal General del Estado, Jorge Winkler Ortiz, está involucrada en esos escándalos de Eva Cadena, ¿en manos de quien estamos los veracruzanos?”, dijo con voz enérgica el diputado priista, presidente de la Sección Instructora de la Congreso local, Ricardo Ramírez Nieto.

Por cuestiones de Ética debiera separarse del cargo el Fiscal, para que se hagan las investigaciones acerca del señalamiento que hizo la diputada federal Rocío Nahle, quien aseguró que la que entregó el dinero a la diputada local Eva Cadena, fue la hermana de Jorge Winkler, Ana María de los mismos apellidos, esa fue la opinión del diputado Ramírez Nieto.

El escándalo diario que se vive en el estado de Veracruz ya se volvió pena ajena de algunos funcionarios federales, porque el senador Juan Carlos Romero Hiks, dijo que en Veracruz ya ha habido muchos escándalos como para permitir que se continúe con la ola de actos fuera de la ley que lastiman a la sociedad, pues dijo, la exigencia es que las autoridades actúen contra los actos de corrupción.

Insistió el senador que se deben investigar los señalamientos en contra de la hermana del Fiscal, Ana María, de quien dice la diputada Rocío Nahle, fue ella la que entregó dinero a Eva Cadena para financiar la campaña de Andrés Manuel López Obrador donde fue exhibida en un video.

Esta es la enésima ocasión sale a la luz pública el nombre del Fiscal General del Estado, otra vez acusado, otra vez exhibido y bueno, tal vez esa sea su función, la de “patiño”, aguantar los golpes, hacer el papel de ese que comete los errores, aunque solo se encargue de obedecer y cumplir las órdenes.

Lo cierto es que nadie rescata a Veracruz, ni siquiera sigue igual, sino que se ha estancado en muchos renglones, sobre todo la deficiente seguridad que arroja cifras escalofriantes diariamente.

El estado de ha convertido en el referente nacional del escándalo, la inseguridad e impunidad.       

Muchos políticos tienen fama, pero muy mala
Pero la economía se deteriora más y más, tan solo hay que ver las plazas comerciales, los restaurantes, los hoteles, el comercio en general tiene paralizadas sus ventas, pareciera que no hay circulante y se pusieron de moda las promociones, los descuentos y otras ofertas en esos establecimientos para atraer a los clientes.

Eva Cadena, Rocío Nahle, Andrés Manuel López Obrador, Javier Duarte de Ochoa, Miguel Ángel Yunes Linares, Miguel Ángel y Fernando Yunes Márquez, Rodrigo García Escalante, Jesús Velázquez Flores, Pascual Lagunes Ochoa y otros muchos, son los nombres que se leen y se escuchan, pero siempre metidos en problemas, en conflictos que no abonan nada para la buena imagen del estado.
Antes se pensaba que la falta de educación, de una formación profesional, era lo que provocaba que nuestro país se viera como en aquellas películas de los años 50, charros a caballo con pistolas, pero ahora que tenemos a funcionarios y políticos con licenciatura, maestría y doctorado, las cosas siguen igual, muy revuelto el ambiente.

Estamos considerados ante los ojos de los habitantes de otros estados y tal vez del extranjero, como un estado complicado, con una imagen que no permite la llegada de nuevas inversiones y eso no permite que se tengan nuevos empleos, por consiguiente, no hay dinero y quien sabe hasta cuándo vamos a tener esta situación.  

Veracruz vive campañas tristes, desencajadas
Una frase muy socorrida cuando había algún problema, era aquella que decían “deja que pasen las elecciones y comenzamos”, pero eso ya no funciona.

Las elecciones vienen desencajadas, sin ánimo, con campañas demasiado austeras que podría pensar alguien que eso es bueno, pero perdieron el sabor, aquel que veíamos alrededor de los distintos candidatos, hoy solamente observamos de lejos el paso de esas mujeres y hombres que con buena intención (algunos), buscan afanosamente convertirse en presidente municipal de su localidad.

Que culpa tiene este hermoso estado de tener políticos corruptos; tampoco tienen la culpa las siglas de esos partidos de donde salieron los ladrones; son los malos elementos los que mantienen a este estado deteriorado en todos los sentidos.

Dirían las señoras “ya cálmense, pónganse a trabajar por todo el estado y dejen de lado las políticas perversas que solo nos están lastimando”.

Ya no engañen, dijeron en alguno de sus discursos de campaña que amaban a este estado pero todo fue mentira, lograron el voto y después se olvidaron de la gente que los llevó al poder.

El golpe se resintió en el primer mes de la nueva administración, cuando corrieron a miles de trabajadores y empleados, a los que sustituyeron por inmigrantes, gente que llegó de otros estados a recibir jugosos sueldos y los de aquí, los que votaron, fueron desechados y relegados en otros casos.

Ganaron a base de mentiras pero al final todo se descubre y difícilmente volverán a lograr esos triunfos del año pasado.

A 9 días de las elecciones el PRD está acabado
Que el PRD es un partido acabado sostuvo el candidato a la alcaldía de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, porque muchos militantes le dieron la espalda y se fueron con el partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).

Este es un acto desesperado pero además, los que se fueron son gente recién llegada a ese partido porque los otros, los que han caminado conmigo, son personas que llevan bien puesta la camiseta, pero el candidato a la alcaldía insistió en que es un partido débil, acabado.

El trabajo deficiente que realiza el dirigente estatal del PRD, Jesús Velázquez Flores, no inspira confianza entre sus militantes y después de conocer señalamientos de su proceder, al escoger los candidatos, que aseguran sus malquerientes se hizo a través de “cuotas” millonarias, la imagen de esa dirigencia está cada vez peor.

No obstante la opinión de Yunes Márquez, muchos que eran militantes perredistas se han ido como Wilber Mota Montoya, que no soportó ver la forma como se viene abajo ese partido del Sol Azteca;  de plano anunció públicamente su retiro llevando consigo a 5 mil ex perredistas, fortaleciendo así las filas de MORENA.

Para Wilber la presencia de Jesús Velázquez Flores en la dirigencia estatal del PRD, es solo una figura decorativa, porque después de conocer la forma como trató Yunes Márquez a ese partido, el líder perredista no va a contestar nada, porque solo abre la boca cuando se lo ordena Rogelio Franco Castán.

Es un barco con rumbo desconocido, al garete
En la designación de las candidaturas hubo hasta sombrerazos, porque había muchos inconformes y uno de los casos más sonados fue el de Marliz Platas de Ruiz, la candidata por Alvarado que hace un año fue candidata a la diputación local por el PRI, enfrentando a la alianza que hoy la lleva como candidata.

El caso del candidato del municipio de Emiliano Zapata coloco en evidencia el proceso interno panista/perredista, no hubo una elección interna transparente y democrática por eso el Tribunal Estatal Electoral les corregido la plana.   

    
Los otros perredistas de tantos años solo se quedaban viendo y escuchando las nominaciones, cuando ahí tienen elementos valiosos con una formación académica excelente, pero alguna razón tuvo el dirigente perredista, que prefirió dar la candidatura a una arribista y dejar como a los “chinitos” al resto de la militancia.

En muchos partidos políticos hay resentidos, pero en el PRD ya no aguantan esa descomposición que se hace más grande cada día, por la apatía del líder que no ata ni desata.

El problema real lo van a vivir el 4 de junio y no hay que buscar culpables, porque hay un elemento que dirige los destinos de ese barco, que parece va con rumbo desconocido y al garete. ¿Será?