AÑO 11 VOLUMEN 3854

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

Miguel, con piel de oveja

J.M Pasado

* Todo le dejan a Héctor

* Buganza, gula política

Nadie y mucho menos Héctor Yunes Landa le hace la guerra sucia a su primo Miguel Ángel Yunes Linares, un político que no ha podido aclarar ni desmentir de dónde proviene la inmensa riqueza en dinero (dólares) y propiedades que ha amasado junto con sus hijos Miguel Ángel, Fernando y Omar Yunes Márquez en tan poco tiempo.

Quienes vivimos y padecimos los embates de Miguel Ángel Yunes Linares —que no fuimos pocos— en el gobierno de Patricio Chirinos Calero lo recordamos muy bien con su forma violenta de reprimir a empresarios, campesinos, políticos y periodistas.

Lo que es la vida de la política, precisamente fue Miguel Ángel Yunes Linares quien desde El Palomar, un centro de mediana inteligencia y espionaje que mandó a construir en las alturas de Palacio de Gobierno, desató una persecución en contra de panistas y perredistas, siglas que ahora lo abanderan y sus dirigentes hasta lo idolatran.

Lo seguiremos diciendo, Miguel Ángel Yunes Linares no pretende ser gobernador para servir a los veracruzanos, sino para servirse él y sus hijos.

Es la fecha que diferentes personajes de la vida pública como el expresidente nacional de PAN Manuel Espino lo han denunciado ante la Procuraduría General de la República (PGR) por enriquecimiento ilícito y ninguna autoridad lo ha llamado a cuentas porque sigue contando con la protección de su amigo y compadre Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación.

Aquí y en China, Yunes Linares y sus hijos no tienen manera de acreditar la legalidad de su dinero ni de sus propiedades que tienen en el país y en el extranjero con lo que dicen ganar, sobre todo Miguel Ángel, quien ha sido señalado de saquear al ISSSTE en la época panista de Felipe Calderón Hinojosa.

Y ya para concluir vale hacer la pregunta a toda la clase política panista y perredista: que nos digan qué otro alcalde veracruzano tiene una residencia como la del alcalde panista de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, edificada en tres años de trabajo con un costo que alcanza los 40 millones de pesos.

Miguel Ángel Yunes Linares cree que los veracruzanos nos vamos a chupar el dedo con el cuento de meter a los corruptos a la cárcel y combatir la corrupción.

Que empiece por sus hijos que son toda una ficha roja internacional con el blanqueo de dinero, principalmente el operador financiero del Cártel de los Yunes, Omar.

PASAN LAS FACTURAS A YUNES

¿Quién será mejor gobernador? ¿El más ratero o el más diestro en descalificar a sus oponentes? ¿El autoritario o el más hábil para calumniar a los otros? ¿El que se presenta como santo y capaz de resolver en dos años vicios y problemas seculares o el que viene con la espada desenvainada para vengarse de la derrota de 2010?

En una presentación televisiva, más que debate, vimos juntos, en vivo, en directo o tiempo real y a todo color, a los aspirantes a la silla que antes ocuparon Heriberto Jara y Adolfo Ruiz Cortines. No tenemos mucho de qué presumir.

Sabemos lo peor de los políticos por los políticos mismos. Por eso las mediciones de popularidad por su desempeño y por el nulo apoyo que conquistan, muestran cifras históricas por su insignificancia: andan a la par que el peso.

No son argumentos de campaña, solamente. Ciro Gómez Leyva –quien ya predijo el triunfo de López Obrador en las elecciones de 2018, cuando ignora los resultados del próximo 5 de junio— enlista ayer en El Universal los inmuebles de Miguel Ángel Yunes, hasta con números de escritura y precios, desde El Estero hasta Brickwell Bay Drive 1115, en Miami, pasando por Polanco (Calderón de la Barca 27, Cicerón 708, Hegel 315, Horacio 1119) y Nueva York (Calle 45 Oeste número 70 y otras), el yate Ulúa y el rancho Fermina, en Veracruz, junto con otras propiedades menores.

Quizás a Ciro le responda. Porque en el “de-bate” dejó en el aire la foto donde aparece con Pancho Colorado, preso en Texas y otra relación de inversiones, ahorros y cochinitos.

Todavía le falta contestar a Lydia Cacho (autora de Los demonios del Edén) y pagar la factura por el encarcelamiento de Dante Delgado, en un proceso con tantas deficiencias, que el exgobernador fue liberado, que no exonerado. Eso no dice mucho de su competencia como abogado, lo que tal vez explique su comportamiento en la Secretaría General de Gobierno, puesto que para ocupar hay que ser licenciado en Derecho.

Dante, por cierto, estuvo preso durante los funerales de su señora madre. Eso no se olvida nunca.

NO MARCHEN

Al término del debati-dillo para gobernador en uno de los salones del Hotel GAMA, antes Crown Plaza, la avalancha de periodistas y fotógrafos se fue directo contra el candidato del PRI Héctor Yunes Landa, por lo que alguien recomendó a su coordinador de prensa, Gustavo Filobello Niño, que los atendiera y la respuesta sorprendió a propios y a extraños: “ni madres, que lo haga él (Héctor)”. No se puede esperar menos de la exquisitez en dos patas que nunca ha tenido la necesidad de la reporteada. Por cierto, es tan alta la soberbia y la prepotencia de este personaje que ni siquiera le da por enviar los boletines de prensa de su candidato argumentando que él no hace ese tipo de trabajos, que para eso tiene a Esaú Valencia. Ver para creer. Así andan las cosas, de la fregada, en el cuartel general de don Héctor... Si tan de la vela perpetua fuera Gerardo Buganza, en este momento tendría que estarse retorciendo con él don Diablo, pues anda faltando a dos-tres mandamientos de Dios con eso de que un día es panista, al otro duartista, luego independiente y ahora perfilado candidato del PVEM a la Diputación plurinominal. Buganza trae una gula política endemoniada... Cuando el río suena. Quienes escucharon el noticiario de la periodista Denise Maerker, la tarde de este martes, escucharon a un Miguel Ángel Yunes Linares intolerante y desencajado, intentando repetir el discurso que trae en su campaña por la Gubernatura, donde ataca a Javier Duarte y a su gobierno, sin fundamento alguno. La hábil comunicadora le preguntó, y aclaró al comenzar la entrevista que sólo de ese tema hablarían, sobre las notas periodísticas que señalan a Omar Yunes Márquez de poseer propiedades millonarias en el extranjero. Intentando llevar la entrevista por el terreno que quería, y que le conviene, Yunes interrumpía a la periodista a cada momento, lo que hacía que ésta se desesperara. Y es que puede que no sea cierto, pero la negativa de Miguel Ángel Yunes Linares a responder sobre esas propiedades, lo convierte en cómplice. El silencio no ayuda al candidato panista y sí, en cambio, permite que el priista Héctor Yunes Landa amplíe la ventaja que lo mantiene en el primer lugar de la intención del voto…Nos vemos mañana.


 


Página Principal

Artículos Anteriores