AÑO 11 VOLUMEN 4064

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Los Políticos

Calles y banquetas, Ley de la Selva

Salvador Muñoz

Nos acompaña don Joaquín Rosas, al término del programa “Aunque Duela”, a la puerta del domicilio. Allí es donde Toño Garibay y su servidor nos percatamos que la entrada al estacionamiento no tiene el clásico desnivel que hace que la banqueta adquiera una inclinación que rompe con su horizontal. En lugar de ello hay un tubo a lo largo de la calle pegado a la banqueta. Cuando se le pregunta a don Joaquín el porqué el tubo, responde que de haber hecho la entrada al estacionamiento con ese desnivel, en un momento dado obligaría a algunas personas, que por su edad u alguna limitación física, bajar a la calle. Nos señala metros adelante, y vemos el desnivel de otra cochera… creo que entendemos a la perfección el planteamiento de don Joaquín.

Recordé que hace unos días, mientras íbamos mi esposa y yo en el carro, llamó mi atención enfrente de la calle, un señor de la tercera edad, que con paso lerdo, como el de Piero, detuvo su marcha porque se encontró con un desnivel de estacionamiento que en la parte más alta le llegaba casi a la rodilla. Ha de imaginar el lector la inclinación que ello representaba. El señor miró hacia el arroyo vehicular pero también la velocidad con que bajaban los vehículos en sentido contrario a él. Por unos instantes se quedó quieto, como calculando, y finalmente tomó la decisión… con sumo cuidado subió por la pendiente del estacionamiento cogiéndose de la puerta y más lento avanzó, pasito a pasito… el siguiente reto era bajar para volver a recuperar esa horizontal en la calle… ya no lo vi… el tránsito vehicular continuó.

Me gusta caminar. Recorridos de 20 a 30 minutos se me hacen buenos. Ayer, por ejemplo, tomé el paraguas, y me dirigí a Maestros Veracruzanos. Salí a buena hora lo que me permite observar. Por ejemplo, para cruzar de esquina a esquina, como marcan los cánones, en la calle Chedraui Caram sobre Lázaro Cárdenas, lo podrá hacer un joven, pero la tercera edad, no creo por las condiciones de la isleta, por lo que es seguro que se vea obligada a bajar al arroyo vehicular con los consabidos riesgos o de plano, hacer un largo rodeo que rompe con la lógica de la distancia más corta entre un punto y otro.

Más adelante, cruzando esta calle, de inmediato se encuentra uno que los locales comerciales quedan por debajo del nivel de la carretera Lázaro Cárdenas. Hay escaleras, pero, vuelvo a insistir, para alguien de la tercera edad o con incapacidad, debe ser algo tortuoso ese tramo de banqueta.

Salvado ese detalle por el casi medio centenario de mis piernas, paso por un negocio de azulejos que tiene a su máxima potencia sus bocinas… sigo sin entender al empresario que cree que haciendo más ruido ha de acercarse más clientes.

¿Les cuento de los coches que tienen los talleres mecánicos sobre la banqueta? ¡Ya ni platicar de los que tienen sobre áreas verdes o camellones!

Bueno, desvío mi recorrido en la esquina de Atzalan y apenas incorporándome a la banqueta (después de que un buey en un Tsuru no entiende para qué son las rayas amarillas), me encuentro con un tipo que se estaciona abarcando media banqueta… Y apenas avanzo unos cuantos metros, cuando topo con una puerta verde de una cochera… bajo al arroyo vehicular y entonces me percato que no es porque vaya a salir un carro del estacionamiento… no… se trata de un lavadero de autos que al abrir sus puertas obstaculiza el paso en la banqueta…

Cuando me reincorporo a la banqueta, detengo mi paso. Volteo y tomo dos fotos. Las subo al Facebook. Prosigo mi camino. Más tarde, un amigo las ve y me dice que hace rato pasó por allí y que estaba cerrado, pero le llamó la atención una motocicleta de Tránsito y Vialidad en el punto. Otro amigo que estaba en el restaurante cercano a ese lavado de autos, me comenta que al salir escuchó al agente de vialidad conminando al dueño a no obstruir las banquetas.

Entre los comentarios que pusieron en el Facebook, me sorprendió el de Pilar, quien dice: “Les molesta porque está cerca de La Gavia, y la gente no se puede subir a sus camionetotas [iba caminando. Nota mía] y se tiene que bajar de la banqueta, hay que ser tolerantes para todos, si toleramos a los que se roban el dinero de cuello blanco y que van a comer ahí, a La Gavia [He ido a comer allí y no uso cuello blanco ni me he robado nada. Nota mía], por qué no tolerar al que trabaja honradamente y no ha podido acondicionar bien su negocio porque no hay dinero en este Estado para hacer eso... pero por qué no van a las colonias, como este caso hay muchos; la gente trabaja igual como puede y a veces no tienen el dinero para cambiar su portón, a acondicionar su local, pero se requiere trabajar ya que no hay empleos y hay que autoemplearse”.

En mi Facebook puse como referencia dicho restaurante para ubicar el negocio, pues como narro desde un principio, era la observación de un peatón (¿o un peatononzote?).

Pero si eso me sorprendió, más me sorprendió el comentario que me hacen de que cuando van a La Gavia, ofrecen lavar el carro en dicho local ¡los mismos del restaurante! por lo que sospechan que el lavado de carros es del mismo propietario del local gastronómico…

Bueno, pero muy independiente de quién sea o no el dueño, el asunto es la serie de casos que nos podemos encontrar cuando caminamos por Xalapa y me doy cuenta de dos cosas: nuestras calles y banquetas son una Ley de la Selva y que a veces, cuando me invisto de peatón, me hace más difícil entender el porqué tanto escándalo con los gasolinazos… pero la señora Brenda me hace entrar pronto en razón.

smcainito@gmail.com

FOTO LAVADO

El lavado de autos.


FOTO CALLE ATZALAN

Foto ilustrativa... era otro vehículo, pero veo que Google Maps igual agarró uno.


FOTO CHEDRAUI CARAM 2

Foto ilustrativa... Un señor se sube al arroyo vehicular para evitar los escalones. Google maps me ganó la foto.


FOTO CHEDRAUI CARAM

La isleta del lado de Lázaro Cárdenas no tiene banqueta y sí un desnivel; por eso la señora optó por caminar sobre la carretera. Google maps lo vio.

 

Página Principal

Ediciones Anteriores
27 de Diciembre 2016
Los despedidos
23 de Diciembre 2016
Los gallitos del Congreso
22 de Diciembre 2016
La promesa vial de Yunes
21 de Diciembre 2016
¿Y si gana Lorena?
20 de Diciembre 2016
Miver
19 de Diciembre 2016
El gobierno del Cambio
15 de Diciembre 2016
La comunión del III Informe
14 de Diciembre 2016
En la mesa con Dunyaska
13 de Diciembre 2016
Yunes: Justos por pecadores
12 de Diciembre 2016
El último Procurador
9 de Diciembre 2016
Las notarías desmenuzadas
8 de Diciembre 2016
¡Que se quede Amadeo!
7 de Diciembre 2016
El feis de Duarte
6 de Diciembre 2016
La oposición en el Congreso
5 de Diciembre 2016
La confianza en Yunes
1 de Diciembre 2016
El perfil del Gabinete
29 de Noviembre 2016
El “pero” a Winckler
28 de Noviembre 2016
Osiel, la estela de Duarte
24 de Noviembre 2016
Los dos caminos de Sedesol
23 de Noviembre 2016
Opacidad
22 de Noviembre 2016
Lujo
21 de Noviembre 2016
De Javier a Lisandro
19 de Noviembre 2016
¡Que viva la novia!
18 de Noviembre 2016
Diputados “caciques”
17 de Noviembre 2016
Tony Macías, “la víctima”
14 de Noviembre 2016
Natalia, CNC, MAYL y Mancha
10 de Noviembre 2016
Trump y el 2018
7 de Noviembre 2016
Franco y su Dulce jugada
5 de Noviembre 2016
La promesa de Daniela
4 de Noviembre 2016
La frialdad de EPN
3 de Noviembre 2016
¡Tronaron Sefiplan!
2 de Noviembre 2016
Los abuelos Tony y Yazmín
1 de Noviembre 2016
MAYL, Chiquiyunes y Américo
31 de Octubre 2016
La toma de Palacio
27 de Octubre 2016
Tres por el PVEM
26 de Octubre 2016
Rogelio y los floreados
25 de Octubre 2016
La telenovela Duarte
20 de Octubre 2016
La promesa de Yunes
19 de Octubre 2016
La herencia de Callejas
18 de Octubre 2016
Los retos de Ochoa Reza
17 de Octubre 2016
Flavino, el último relevo
14 de Octubre 2016
Cuarentena
13 de Octubre 2016
Yunes reta a Los Pinos
12 de Octubre 2016
“PRD”, respondón
10 de Octubre 2016
El Innombrable
30 de Septiembre 2016
“¡Lo acabo de ver!”
29 de Septiembre 2016
Las vidas de Duarte
28 de Septiembre 2016
El primer priista en Veracruz
27 de Septiembre 2016
Héctor, Pepe y el PRI
26 de Septiembre 2016
La roja a Duarte
23 de Septiembre 2016
Zarrabal, Vicho y Justo
22 de Septiembre 2016
El juicio de Duarte
21 de Septiembre 2016
La hipótesis del Fiscal
20 de Septiembre 2016
Los escenarios para MAYL
19 de Septiembre 2016
¡Bienvenida las traiciones!
16 de Septiembre 2016
Mensaje a Erick…
¿del Góber?
14 de Septiembre 2016
Generación Revolucionaria
12 de Septiembre 2016
Don Justo
9 de Septiembre 2016
Crisis en el Jarocho Power
7 de Septiembre 2016
Los Yunes y los retenes
6 de Septiembre 2016
Querer Veracruz
5 de Septiembre 2016
Entre mujeres
2 de Septiembre 2016
Fernando y Domingo
1 de Septiembre 2016
Luis Ángel y Winckler