AÑO 17 VOLUMEN 4092

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

Se le olvido la corrupción al PRI

J.M Pasado

El nuevo dirigente del PRI, debería empezar por alzar la voz para que metan a la cárcel a Duarte y su pandilla, que dejó como herencia más de 5 mil hogares enlutados de desaparecidos y ejecutados
Que fácil es pedir la unidad y que sencillo es presumir que se tienen las manos limpias, cuando pesa sobre el Partido Revolucionario Institucional (PRI), un sexenio, el del priista Javier Duarte de Ochoa, de la más alta y grave corrupción, que hizo perder las elecciones para gobernador apenas el año pasado. De un plumazo no se puede borrar todo el daño que provocó un “distinguido” priista como el ahora gobernador prófugo de la justicia por llevar a Veracruz a la quiebra, la inseguridad y el desempleo.

Este domingo, la familia tricolor volvió a poner en práctica, ellos le llaman unidad, pero se conoce como dedazo, al colocar al joven Renato Alarcón Guevara, como dirigente estatal de un moribundo PRI, que por más que digan que andan con la frente en alto y con orgullo, navegan en el descrédito y la pillería de personajes que por la vía del Revolucionario Institucional, han llevado al poder político en la entidad.

Se esperaba un discurso fuerte, sincero, pero Renato Alarcón, no es de esos que toma el toro por los cuernos, es un político tibio, temeroso y mentiroso, porque decir que tienen la frente en alto, cuando uno de sus miembros, Javier Duarte, se robó hasta las pensiones de las personas de la tercera edad, cometiendo un crimen de lesa humanidad, es no tener vergüenza.

Claro, no se pueden pedir peras al Olmo, cuando Renato Alarcón, como delegado del ISSSTE en Veracruz, su trabajo se basó en puros boletines de prensa y obras de relumbrón que, por cierto, fueron heredas del anterior delegado, pero en la práctica, la atención médica en esa institución sigue siendo de lo peor.

El tibio discurso de Renato, quien llega al PRI, nada más para consolidar su proyecto político para la alcaldía de Xalapa, a lo más, fue la sentencia de decir que “señalaremos los errores sin miedo y construiremos una agenda fundada en nuestros valores partidistas y con respeto a nuestra base que es la militancia”.

El nuevo dirigente del PRI, debería empezar por alzar la voz para que metan a la cárcel a Duarte y su pandilla, que dejó como herencia más de 5 mil hogares enlutados de desaparecidos y ejecutados; que dejó a miles de empresas en la quiebra, que se robó el dinero
de los programas sociales para adquirir ranchos y propiedades; que dejó una estela de inseguridad y desempleo difícil de combatir. Eso es lo que Renato, debería exigir, que se le haga justicia al pueblo veracruzano y no presumir que el PRI, le ha dado mucho a México y a Veracruz, porque la corrupción de Duarte, acabo con lo que ahora presume el nuevo dirigente tricolor en la entidad.

Alarcón Guevara no puede presumir de tener las manos limpias, cuando como delegado del ISSSTE cometió el delito de tráfico de influencias para colocar a su esposa en la Guardería de la misma institución, con una plaza que arrebató a la mala con un salario superior a los 20 mil pesos mensuales, de lo que pronto estaremos publicando para que vean el cartel de “honesto” que trae el nuevo líder priista en Veracruz.

Nada tiene que presumir el nuevo PRI, salvo la corrupción de sus dirigentes y a quienes han llevado al poder como Javier Duarte y su pandilla de ladrones.

Por cierto, las encuetas arrojan que el PRI, en las elecciones municipales de este año, caerá hasta el tercer lugar. 

NO MARCHEN

Las policías municipales, son el último eslabón que más tiene contacto con el crimen organizado. Por la forma en que ejecutaron a los tres policías municipales de Las Choapas, se presume que alguna relación tenían con las bandas delincuenciales que operan en la región, sin embargo, la rebelión de sus compañeros en la que exigen mejores condiciones de trabajo, así como la denuncia por la falta de armamento, habla de que el apoyo ha sido nulo aun cuando el exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, presumió mucho la capacitación y la dotación de armamento para los cuerpos policiacos, que ahora se sabe, todo fue en teoría, porque en la práctica no hubo nada. Complicado, el tema de la inseguridad en territorio veracruzano y peor aun ahora que se realicen las elecciones municipales. ¡Aguas!... Urge la rehabilitación del libramiento Xalapa-Coatepec, donde han ocurrido un sin fin de accidentes que ya han cobrado víctimas. No son hoyos, son cráteres que obligan a los automovilistas a ir a vuelta de rueda…Nos vemos mañana.

 


Página Principal

Artículos Anteriores