AÑO 17 VOLUMEN 4195

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Comentario Exprés

¿Y dónde está Renato?

Felipe Mendiola Parra

 

Desde las tres de la tarde de este lunes se comenzó a sentir la efervescencia política en el municipio de Veracruz, los priistas de distintos puntos de la ciudad reclamaban el mal proceder del Organismo Público Local Electoral (OPLE).

Había trascendido que en la nueva impresión de las boletas para la elección, se estaba fraguando un fraude, eso los incomodó y se apostaron afuera de esa dependencia, reclamando por la sospechosa acción.

A las 4 de la tarde el candidato de la coalición PRI-PVEM, Fidel Kuri Grajales, suspendió sus actividades de campaña, como una muestra de su inconformidad ante esas irregularidades.

Se trata de casi medio millón de boletas, que por un error de los “técnicos” del OPLE no se escribió correctamente el apellido del candidato Luis Fernando Ruz Bravo, el OPLE escribió Ruiz y con esa falla se sale de la legalidad su participación.
Imagínese usted que ganara la elección con ese error, cualquier abogado le tumbaría su triunfo porque el que ganó no sería él, sino otro, de apellido Ruiz.

Así es que este candidato del Partido del Trabajo, exigió que se corrigiera ese error y la única forma era volviendo a hacer todas las boletas, algo así como cuando se rompen unos huevos y no se pueden componer.

Pero el problema de hoy es que alguien deja que se filtre la información de que el árbitro de la contienda, se estaba prestando para cometer un fraude, que también está por comprobarse esa versión, pero alteró el ánimo de los priistas que sienten que ya la tienen ganada y vino el reclamo.

Lo que muchos se preguntaban anoche era lo siguiente: ¿Y donde está el dirigente estatal del PRI?

Para otros no fue nada extraño, sabiendo la forma como se ha conducido al frente de ese partido político, Renato Alarcón Guevara, con una absoluta apatía desde que llegó.

Fue más enérgica la protesta de esos priistas de viejo cuño, que la del joven que provoca que algunos piensen que a lo mejor ya trae algunos compromisos, que no le permiten cumplir con el papel que le encomendaron.

Ahora solo faltan 5 días para las elecciones y los nubarrones amenazan.