AÑO 10 VOLUMEN 3754

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

Nada Personal

El sueño [indigno] de Namiko

J.M Pasado

 * Slim. Lectura obligada

* HYL, en sus marcas...

* Feliz Año nuevo

Namiko Matzumoto Benítez es de esos perfiles venidos de más a menos, en decadencia pues, desde que abandonó la academia por el ejercicio de la administración pública.

En las aulas de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana soñaba con ascender a la vida pública del estado.

Lo consiguió cuando en algún tramo de la campaña electoral de 2010, algunos dicen que desde antes, conoció a Gina Domínguez Colío, entonces coordinadora de medios del candidato del PRI al gobierno de Veracruz, Javier Duarte.

La cercanía con aquel grupo que encabezaba Gina -a la que llegaron a llamar “vicegobernadora” por la influencia que tenía en el gabinete estatal- la llevó a consolidar una de sus grandes aspiraciones, la de figurar en el ejercicio público.

En 2011 confeccionó la Comisión Técnica para la Atención y Protección de los Periodistas en el estado de Veracruz, el antecedente de lo que ahora es la Comisión Estatal de Atención y Protección de los Periodistas (Ceapp).

En ese primer momento, por encargo del gobernador y de la propia Gina, Matzumoto tuvo que abandonar su aspiración de presidir la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH).

De hecho integró la terna final de aspirantes que en enero de 2011 votó el Congreso del Estado, pero no defendió su postulación como se anticipaba por un acuerdo político en la mesa que favorecía a Luis Fernando Perera Escamilla, el que ahora se retira por la puerta de atrás.

En ese entonces Namiko Matzumoto tenía el respaldo de casi toda la comunidad académica universitaria que ahora la desconoce por tan mala actuación en la Ceapp.

Su debacle profesional vino en 2012. Cuando las agresiones al gremio periodístico se habían recrudecido, el mandatario estatal imaginó un organismo de protección a los medios de comunicación y a sus periodistas dotado de autonomía y presupuesto propio.

De ahí que la coordinadora general de Comunicación Social de ese entonces, Gina Domínguez y Namiko Matzumoto, alumbraron a la Comisión Estatal de Atención y Protección de los Periodistas para garantizar el libre ejercicio de informar.

Tres años han pasado y esa comisión acumula grandes descalabros, fracaso tras fracaso. En los cinco años del gobierno de Javier Duarte suman 16 periodistas asesinados, otros tantos agredidos y algunos más desplazados.

La actuación de la secretaria ejecutiva de la Ceapp, Namiko Matzumoto -como la del resto de los comisionados y funcionarios que ahí cobran- ha sido tibia, por no decir complaciente a los abusos de las instituciones estatales sobre los periodistas y medios de comunicación.

En estos tiempos no hay que ser adivino para saber que a Namiko Matzumoto se le hará realidad su sueño de ser presidenta de la CEDH, pero no será por sus amplios méritos sino porque de entre los cuatro aspirantes que se registraron en el proceso para relevar a Perera Escamilla es ella el personaje más cómodo para el duartismo.

Puede que se le haga alcanzar la figura del ombudsman, es casi seguro, pero con el alto descrédito profesional que le ha dado este gobierno a muchos.

Namiko es de esas mujeres que hoy preferiría meter reversa a aquella decisión de incursionar en la administración pública, pues quizá ahora tenga reflectores, pero no el prestigio que gozaba como investigadora universitaria.

DECÁLOGO DE CARLOS SLIM HELÚ

1.- Estructuras simples, organizaciones con mínimos niveles jerárquicos, desarrollo humano y formación interna de las funciones ejecutivas. Flexibilidad y rapidez en las decisiones. Operar con las ventajas de la empresa pequeña, que son las que hacen grandes a las grandes empresas.

2.- Mantener la austeridad en tiempos de vacas gordas fortalece, capitaliza y acelera el desarrollo de las empresas; asimismo evita los amargos ajustes drásticos en las épocas de crisis.

3.- Siempre activos en la modernización, crecimiento, capacitación, calidad, simplificación y mejora incansable de los procesos productivos. Incrementar productividad, competitividad, reducir gastos y costos guiados siempre por las más altas referencias mundiales.

4.- La empresa nunca debe limitarse a la medida del propietario o del administrador. No sentirnos grandes en nuestros pequeños corralitos. Mínima inversión en activos no productivos.

5.- No hay reto que no podamos alcanzar trabajando unidos con claridad en los objetivos y conociendo los instrumentos.

6.- El dinero que sale de la empresa se evapora. Por eso reinvertimos las utilidades.

7.- La creatividad empresarial no solo es aplicable a los negocios, sino también a la solución de muchos de los problemas de nuestros países. Es lo que hacemos a través de las fundaciones del grupo.

8.- El optimismo firma y paciente siempre rinde frutos.

9.- Todos los tiempos son buenos para quienes saben trabajar y tienen con qué hacerlo.

10.- Nuestra premisa es y siempre ha sido tener muy presente que nos vamos sin nada; que solo podemos hacer las cosas en vida y que el empresario es un creador de riqueza que administra temporalmente.

Aunque este texto fue preparado por Slim para sus empleados y seguidores y los repite constantemente, resulta claro que los consejos, aforismos o conceptos no solamente son útiles para los empresarios, sino para todas las actividades y para todos los individuos. Lo ofrecemos como materia de reflexión, en el umbral del año nuevo 2016, suma del estilo del autor y recetario, manual, prontuario o instructivo de uno de los mexicanos más notables de nuestra época.

(Tomado del libro Slim. Biografía política del mexicano más rico del mundo. Por Diego Enrique Osorno. Debate. 2015. 375 pp. Pág. 31).
Bon appetite. Y muchas facilidades, perdón, felicidades.

NO MARCHEN

En las últimas horas en la cúpula nacional del PRI realizan una evaluación del perfil del candidato para Veracruz que les permitiría mantenerse como gobierno en la entidad que se ha convertido en la cereza del pastel electoral del próximo año por el numeroso padrón de votantes, el tercero más grande del país. Aunque de un tiempo para acá el senador Héctor Yunes Landa no ha crecido en intención de voto, tampoco en simpatías, es el que aventaja al resto de los tiradores priistas, según los enterados del altiplano. Será el sereno pero cada vez falta menos para que se dé el momento definitorio, tal vez el 6 de enero próximo cuando ande por estos rumbos el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, quien asistirá al acto agrario en el puerto de Veracruz. Héctor ahora sí está como sus anuncios publicitarios, “en sus marcas”, con una rodilla sobre la pista de atletismo para arrancar la carrera... Si toma no maneje, pero sí invite. Feliz año 2016. Desde la Dirección General y toda la redacción entera de MARCHA enviamos un fuerte abrazo agradecidos por la deferencia de usted, lector, durante este año que se termina hoy... Nos vemos el lunes.


 


Página Principal

Artículos Anteriores