AÑO 8 VOLUMEN 3070
NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

POLÍTICA FICCIÓN

Jorge Marín Barragan

Reforma Energética.

Los dirigentes nacionales de los partidos PAN, PRI y PRD acordaron las reformas educativa, hacendaria y energética, dieron línea a sus congresistas para avalar con su voto las negociaciones que pactaron, según ellos, por México, por esa razón los foros no rendirán frutos ya que es un mecanismo utilizado para agotar las resistencias y ganar tiempo, las discusiones que sostienen los voceros del gobierno y sus cómplices solo son parte del circo montado para lograr imponer sus intereses a los mexicanos.

Los dirigentes firmantes del Pacto por México colaboran mansamente con el gobierno bajo una estrategia muy sencilla que servirá para engañar a los ciudadanos, repartirse culpas y contener la fuga de votos y simpatizantes.

Veamos, en la Reforma educativa que golpea a los maestros en sus derechos y fuente laboral van unidos con los líderes sindicales del magisterio en su mayoría, y asumen por igual los costos y el repudio de los docentes y padres de familia que al final del día serán quienes sufran las consecuencias de la encubierta privatización.

En el tema de la reforma hacendaria el PAN finge oponerse para no perder el apoyo tradicional de empresarios vinculados con su partido y hacerse notar como opositores, al PRD en ese tema lo dejan ufanarse de que gracias a ellos no se impuso IVA  a alimentos y medicinas y se grabaron productos que afectan la salud como es el caso de los refrescos, pero además, logran beneficios económicos  para el gobierno del Distrito Federal mediante la creación del Fondo de Capitalidad y la inclusión del DF en la repartición de recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), otro punto importante de la indigna negociación es la de elevar el techo de endeudamiento de la capital, es decir buenas ganancias a cambio de dejar pasar la reforma energética con solo unos gritos y sombrerazos sin oponerse realmente.

La cereza del pastel es sin duda la reforma energética, donde está el gran negocio con las compañías transnacionales que sirven a los intereses del capital extranjero y los Estados Unidos quien dicta la encomienda de apoderarse del petróleo mexicano, necesario como economía de guerra que son para mantener su tirano liderazgo en el mundo.

Es el tema de la privatización energética el punto de negociación de todas las reformas, el PAN siempre estuvo impulsando durante 12 años la posibilidad y hoy con el acuerdo de regresar al PRI a los pinos están cerca de lograr su cometido, entregar el sector energético de México.

Habrá sin dudas protestas dimes y diretes pero al final PRI y PAN votaran a favor del mayor despojo que sufriremos, con los acordados pronunciamientos de inconformidad del PRD solo para justificarse, solo equiparable con la cesión de gran parte de nuestro territorio entre 1846 y 48. Todo esto está diseñado de manera meticulosa para lograrlo, no es casual que hayan lanzado todas las reformas juntas para entretenernos y dividir los reclamos, todo esta fríamente calculado, por esa razón lanzaron la reforma educativa por delante con la finalidad de desgastar las protestas y movimientos sociales.

En la reforma electoral no habrá grandes cambios, solo el distractor de las candidaturas independientes que en el terreno de los hechos no prospera pues no existen condiciones de equidad, transparencia y certeza para nadie, el Instituto Nacional de Elecciones será una vacilada porque estará compuesto en los Estados por consejeros propuestos por las legislaturas locales controladas obviamente por los ejecutivos de los estados, pero, ¿Qué más pidieron PAN y PRD?, no pierdan de vista la gubernatura de Veracruz.

¿Qué viene? Las marchas en favor de la defensa del petróleo que desinflaran con la ayuda de propios y extraños cuando lleguen a su punto más álgido, tiempo al tiempo los mercaderes y traidores a la alta.